¡VIVA EL ALAMO.

Autor:Laura Martinez, Velasco-Ruiz
Cargo:TT: Long live the Alamo!
 
EXTRACTO GRATUITO

La cultura mexicana permea el diario vivir en Estados Unidos

ENTRE LAS CALLES GUTIERREZ Y DE LA GUERRA, UNA DOCENA DE PUESTOS venden desde sarapes, trompos, el típico juego de baleros y serpentinas hasta mazapanes La Rosa, paletas de tamarindo y chicles Canels. Al fondo, se escucha la música de los Regios del Norte.

Un enorme letrero dice: Order Your Fiesta Dress Now!, y en la calle, de cada dos banderas que ondean en State Street, una es mexicana y la otra estadounidense. No, no estamos en la frontera, sino en la turística ciudad californiana de Santa Bárbara, unos 100 kilómetros al norte de Los Angeles, donde el pueblo se prepara para la gran fiesta del Cinco de Mayo.

¿Cinco de Mayo? "Sí, es el día de la Independencia de México. Es como el 4 de Julio para nosotros los norteamericanos", dice un amistoso adolescente estadounidense que trabaja en la librería Borders Bookstore.

Pero resulta que el Cinco de Mayo es simplemente el aniversario de la Batalla de Puebla, librada en 1862 entre tropas francesas enviadas por Napoleón III y un ejército campesino mexicano. Detalles históricos aparte, lo que importa es que la fecha ha comenzado a convertirse en un símbolo de la cultura mexicana al norte del río Bravo, y no solamente en California --donde el Servicio de Correos emitió una estampilla conmemorativa-- sino cada vez más en otros estados.

Explosión étnica. "Creo que el Cinco de Mayo se vuelve cada vez más popular en Estados Unidos, es como una especie del Día de San Patricio [una popular celebración irlandesa que ha prendido en Estados Unidos] del nuevo milenio", afirma Pete Hamill, un escritor nacido en Brooklyn que pasa la mitad de su tiempo en México y la otra en Nueva York.

Hoy la cultura mexicana penetra el estilo de vida típico de Estados Unidos, donde todo lo que huele a México --llámese comida, cerveza, música o fiestas nacionales-- se vende como pan caliente.

"México está recuperando el terreno perdido, gastronómicamente", dijo Carlos Monsivais, un reconocido autor mexicano.

Para darse cuenta de cómo el consumidor estadounidense asimila rápidamente la cultura mexicana, basta echar un vistazo al cambio en sus hábitos alimenticios, a lo que lleva en el carrito del supermercado y a los restaurantes de moda en sus grandes ciudades. La comida mexicana los trae locos.

La panza es lo primero. "Los norteamericanos comienzan a experimentar otras culturas a través de sus comidas", explica Hamill. "Así fue con los italianos; entonces descubrieron la comida judía y alemana, y ahora la mexicana... y eso es porque cada vez hay más mexicanos".

Y sí que hay más. Según la Oficina del Censo de Estados Unidos, el 59% de los 30 millones de...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS