Violao Brasileiro: una historia breve de la guitarra brasileña.

Author:Tamargo, Luis
Position:TT: Violao Brasileiro: a brief history of the Brazilian guitar
 
FREE EXCERPT

Más que ningún otro instrumento, la guitarra constituye un elemento catalístico y esencial de la música popular brasileña, lo mismo entre los vioileiros o trovadores rurales (especializados en canciones improvisadas y violas sertanejas) que entre los exponentes del choro, samba, bossa nova, MPB o sambop. La guitarra brasileña posee una historia gloriosa, desde Heitor Villa-Lobos y sus cómplices (Sátiro Bilhar, Joao Pernambuco, Donga) hasta Nonato Luíz, Turíbio Santos, Sebastiao Tapajos y Raphael Rabello, entre muchos otros.

Es evidente que la guitarra fue traída a Brasil por los colonizadores lusitanos, cuyo melancólico fado-género acompañado por guitarrás - surgió supuestamente en el Siglo IXX del lundú o lundum angoleño. Además de la guitarra ibérica, nos encontramos en Brasil otro vital instrumento de procedencia portuguesa-el cavaquinho, una pequeña guitarra con cuatro cuerdas de acero que exige gran fluidez del músico que la pulsa y que está emparentada con el ukelele debido a la presencia de emigrantes portugueses en Hawaii. Entre los instrumentos brasileños de cuerdas también se destaca el bandolim de cuatro pares de cuerdas (inspirado por la mandolina traida a Brasil por italianos, españoles, etc.) y la viola de cinco, siete, ocho, diez, doce o catorce cuerdas. El número varía de acuerdo a su geografía.

Chorando con Villa-Lobos

El choro (o chorinho), género instrumental que precede al jazz, fue desarrollado a finales del Siglo IXX en Rio de Janeiro. Es probable que el término choro se deriva de la manera pladiñera de interpretar los instrumentos de cuerdas (chorar). Así se denominaba también al trío que lo ejecutaba y que estaba integrado por una flauta solista, una guitarra y un cavaquinho encargado del ritmo. Siendo apenas un adolescente, el mejor compositor clásico del Siglo XX que ha dado Brasil pudo asimilar la creatividad espontanea de aquellos músicos de pueblo.

Batutas de Rio y Tías de Bahía

Es cierto que Salvador (Bahía) fue el primer lugar donde las raíces africanas del samba, el más popular género autóctono, fueron plantadas en Brasil. Sin embargo, tales raíces solo pudieron salir a la superficie y crecer en Río, cuando las guitarras y cavaquinhos de origen portugués se mezclaron con la percusión africana, durante las reuniones informales realizadas por los llamados batutas (maestros) de Pixinguinha, el Duke Ellington brasileño, en las casas de las tias baianas. En la delegación de batutas se encontraba el guitarrista Joaquim Maria dos Santos (1891-1974), mejor conocido como Donga y coautor de Pelo telefone (1917), el primer samba inscrito y grabado como tal.

Aunque el samba, a través de los años, ha adoptado los...

To continue reading

FREE SIGN UP