El TLC: Tres años después.

Position:TT: NAFTA at Three
 
FREE EXCERPT

Al evaluar los resultados del Tratado de Libre Comercio (TLC) en sus tres primeros años, el experto Sidney Weintraub se encuentra con el mismo problema insuperable que ha confundido a todos los analistas del convenio: cómo separar el impacto del TLC de otras grandes influencias en las economías de Estados Unidos, México y Canadá.

En el caso de México, por ejemplo, la apertura de las economías a las importaciones y las inversiones precedieron al TLC; el tratado aceleró el crecimiento de las importaciones y la inversión extranjera. La fuerte devaluación del peso mexicano a fines de 1994 sin duda estimuló el crecimiento de las exportaciones mucho más que el TLC, pero no se puede determinar qué parte del crecimiento de las exportaciones en 1995 se debió a la devaluación y qué parte se debió al TLC. Sin embargo, Weintraub no enfatiza el problema en su nuevo libro NAFTA at Three (El TLC: Tres años después). En vez de subrayarlo, alega que no hay que concentrarse en la balanza comercial cuando se evalúa el TLC.

Para él es más importante determinar si el comercio total entre los tres países miembro ha aumentado a consecuencia del tratado. Es evidente que ha aumentado debido a la reducción de las barreras comerciales en el bloque, pero por las razones antes mencionadas no se puede calcular qué porción de ese crecimiento se debe al TLC.

La tarea de separar y medir el impacto del TLC es imposible, sobre todo al elegir un enfoque macroeconómico para tratar de señalar los efectos netos del TLC en la economía. Se podrían lograr resultados más veraces si se toma una muestra representativa de productos y se determina su comportamiento antes del TLC y tres años más tarde en materia de precios, volumen de comercio, fuentes de suministros, nuevas inversiones o escisiones empresariales. Este tipo de información llevaría al debate nuevos hechos muy importantes para la evaluación del TLC.

Este libro reafirma el apoyo al TLC de los que lo apoyaron desde el principio; sin embargo, no llega a convencer a los que se oponen al tratado. Al tratar de mostrar los resultados positivos alcanzados bajo el TLC, Weintraub alega que no se debe observar el efecto del convenio sobre los empleos creados o perdidos, sino sobre la productividad estimulada por el TLC; no el efecto del TLC sobre la balanza comercial ni sobre las ganancias o las pérdidas en las exportaciones, sino sobre el crecimiento del comercio total bajo el TLC; no las bancarrotas causadas por el TLC, sino su...

To continue reading

FREE SIGN UP