Satisfaccion de programas sociales. El caso del programa de abasto de leche Liconsa.

Author:Cogco, Adolfo
Position:Liconsa, S.A - Ensayo
Pages:125(23)
 
FREE EXCERPT

Social program satisfacion in Mexico. The Liconsa milk supply program

1 Introduccion

La politica social puede entenderse como el conjunto de acciones implementadas por el Estado que tienen como objetivo central la atencion de los sectores educacion, salud, alimentacion, la creacion de la infraestructura basica, empleo, asi como la busqueda de la no discriminacion y la creacion de una sociedad mas equitativa y justa, donde todos los ciudadanos cuenten con igualdad de oportunidades; esto con la finalidad de reducir y eliminar los desequilibrios generados por las distorsiones del mercado y las crisis recurrentes causadas por estas, que afectan directamente el bienestar de la mayoria de la poblacion. Herrera y Caston (2003) la definen como el conjunto de las intervenciones publicas del Estado encaminadas a asegurar a los ciudadanos una serie de derechos sociales.

En esta coyuntura, los gobiernos de distintos paises han implementado modelos de intervencion con resultados variados, los que regularmente se han derivado de ejercicios previos de planeacion y planificacion de las acciones a escala macrosocial. Lo anterior ha generado la necesidad de evaluar dichas intervenciones y ver esta practica como una etapa de un proceso general mas amplio, que tiene que ver con la planeacion y presupuestario de las actividades publicas, las cuales requieren de ajustes en caso de presentarse alguna desviacion a los objetivos o metas senalados en el plan o programa previamente disenado.

En este sentido, en Mexico desde hace algunas decadas se dieron los primeros pasos en la evaluacion de la politica social, cuya experiencia ha generado cambios tanto en el ejercicio de evaluacion, como en los actores involucrados en su realizacion. En una primera etapa, estas evaluaciones se realizaron por los funcionarios publicos quienes eran los encargados de disenar e implementar las acciones derivadas de los programas a evaluar, a traves de metodos y tecnicas poco fiables y con el sesgo que impone el ser juez y parte a la vez; los resultados derivados de estas practicas consideraron la evaluacion como parte de un proceso donde el mismo disenador del plan o programa, asi como el operador del mismo, eran los encargados de la evaluacion respectiva. En una segunda etapa, vinieron las evaluaciones externas, realizadas por academicos o consultores, las cuales buscaron ser mas objetivas e imparciales, al ser personas distintas a los que trabajaban en los programas; en ellas han utilizado diversas metodologias y tecnicas con mayor rigor cientifico, para conocer los efectos, impactos y evolucion de los programas que el gobierno federal ha implementado en los grupos de mayor vulnerabilidad del pais.

En este sentido, las metodologias y los objetivos de la evaluacion han ido cambiando conforme se ha modificado el interes del gobierno para contar con informacion de calidad, que les permita dimensionar tanto la funcion publica como los cambios que esta genera en la comunidad donde se aplican las acciones derivadas de la intervencion. De esta forma, las evaluaciones se hacen importantes no solo por cuestiones de tipo operativo, sino porque a traves de ellas se conoce si la politica social es eficiente, eficaz, congruente y pertinente con los objetivos de los planes y las condiciones reales de los ambitos, espacios o grupos a quienes va dirigida la accion gubernamental.

Para reforzar lo anterior, el nuevo marco juridico regulatorio plasmado en la Ley General de Desarrollo Social de Mexico, publicada en enero de 2004, establece en su Titulo Quinto, capitulos I y II del articulo 72 al 85, que la evaluacion de la Politica de Desarrollo Social en Mexico estara a cargo del Consejo Nacional de Evaluacion de la Politica de Desarrollo Social (CONEVAL) y podra realizarla por si mismo o a traves de uno o varios organismos independientes del ejecutor del programa. Las evaluaciones tienen como finalidad revisar periodicamente el cumplimiento del objetivo social de los programas, metas y acciones de la Politica de Desarrollo Social, para corregirlos, modificarlos, adicionarlos, reorientarlos o suspenderlos total o parcialmente; asimismo exige, entre otros aspectos, la participacion de las entidades gubernamentales tanto estatales, como federales el evaluar sus propias acciones.

A pesar de la importancia que tienen las evaluaciones, estas se han centrado en verificar si los programas han cumplido con los objetivos generales y especificos para los cuales fueron disenados, y con ello justificar que los recursos presupuestales asignados a dichas acciones muestran un "aparente" buen ejercicio de gobierno; lo anterior ha limitado el espectro a evaluar, centrando la evaluacion en las metas a corto plazo y analizando los indicadores que ellos establecen. Por ese motivo, se han considerado nuevos actores y factores como ejes centrales del ejercicio evaluativo, que no solo se limitan a los objetivos y metas del programa, sino tambien a la percepcion de parte de los beneficiarios o del mismo ciudadano, a fin de contar con mayor informacion sobre si se han cubierto o no las necesidades que motivaron la intervencion del gobierno.

Lo anterior cobra sentido porque, al ser ciudadanos, los beneficiarios de cualquier programa social se deben convertir en los principales sujetos a evaluar, planteandoles la pregunta ?Que tan satisfechos estan de la accion o producto que reciben por parte del gobierno?, y con ello identificar si este entiende y atiende sus necesidades y prioridades, o bien si esta consciente de las distorsiones generadas por el mercado y actua en consecuencia. Asi, la evaluacion de satisfaccion recupera esta postura y pone en el centro del interes la percepcion que el beneficiario tiene sobre el programa, a partir de los resultados que experimenta en su propio bienestar o nueva condicion que genera la intervencion de gobierno.

En el caso de Mexico este tipo de evaluaciones de satisfaccion son recientes y las realizadas hasta el momento, en el ambito de la administracion publica, se han desarrollado sin tomar en cuenta las condiciones y la dinamica del gobierno mismo, asi como el contexto en el que este actua, pues en algunos casos es el unico oferente del bien o servicio que reciben los ciudadanos, por tanto, no impera la libre competencia. Cuando el ciudadano se convierte en beneficiario no asume otra condicion mas que ser solo receptor de la accion del gobierno, sin contar con mecanismos que le faciliten el poder cambiar de proveedor del bien o servicio; esto limita la voluntad y la capacidad del ciudadano de hacer un juicio objetivo a traves de la comparacion con otros agentes o actores que le pudieran ofrecer lo que el gobierno le proporciona.

Sin embargo, los casos en los que el gobierno no es el unico proveedor y el costo de un bien o servicio proporcionado a grupos vulnerables no es plenamente absorbido por el, sino que las personas tienen que pagar un porcentaje y el mismo se puede conseguir en el mercado, llevan a preguntarse ?Cual seria la percepcion de los beneficiarios sobre la satisfaccion del bien otorgado por el gobierno bajo estas circunstancias? Por otra parte, es importante identificar si las evaluaciones de satisfaccion sirven como una herramienta importante que provee informacion a traves de la cual se puede redisenar la accion de gobierno para la atencion de los grupos que expresan su percepcion hacia la intervencion gubernamental.

Para contestar esta pregunta se toma como base la evaluacion realizada al Programa Abasto Social de Leche (PASL), el cual vende leche subsidiada a un grupo focalizado de personas de escasos recursos que pueden cubrir un porcentaje del costo del producto; el beneficiario debe desplazarse al establecimiento oficial donde se vende esta leche, asi en el mercado se pueda adquirir distintas marcas a costos diversos de este producto.

La interrogante planteada se contestara a lo largo del documento, el cual se dividira en tres partes. En la primera se realizara un analisis sobre los metodos de evaluacion mas usados en la politica social en Mexico, para llevar al lector a la importancia de las evaluaciones de satisfaccion de los beneficiarios. En la segunda se mostrara la metodologia con la que se llevo a cabo la investigacion con la cual se estimo la satisfaccion del PASL. En la tercera parte se presentaran los resultados y discusion de los hallazgos de investigacion; finalmente, el lector encontrara las conclusiones.

2 Respecto al PASL y sus evaluaciones

El PASL es de los mas programas antiguos disenados e implementados por el gobierno federal en materia de politica social. (1) Sus antecedentes datan de 1944, con la apertura de la primera lecheria de la empresa Nacional Distribuidora y Reguladora, S.A. de C.V. (Nadyrsa). Posteriormente, en 1961 se constituyo la Compania Rehidratadora de Leche CEIMSA, S.A (Compania Exportadora e Importadora Mexicana, S.A) y en 1963 esta cambio su denominacion por la de Compania Rehidratadora de Leche Conasupo (Compania Nacional de Subsistencias Populares) S.A. En 1972, se modifico su razon social a Leche Industrializada Conasupo, S.A. de C.V. A partir de 1994, el programa paso de la Secretaria de Comercio y Fomento Industrial a la Secretaria de Desarrollo Social; ese cambio determino su desincorporacion como filial del Sistema Conasupo (Compania Nacional de Subsistencias Populares) y, por tanto, la sustitucion de su razon social a la actual Liconsa, S.A. de C.V.

Liconsa esta constituida como una empresa de participacion estatal mayoritaria, que tiene como objetivo general contribuir al desarrollo de capacidades basicas, mejorando la nutricion y la alimentacion de la poblacion cuyo ingreso esta por debajo de la linea de bienestar; para lograrlo apoya a los hogares beneficiarios para que tengan acceso al consumo de leche fortificada de calidad a bajo precio (ROP, 2012).

Actualmente existen cerca de 58.5 millones de personas, en 13.5 millones de hogares cuyo ingreso es inferior a la linea...

To continue reading

FREE SIGN UP