¿Salir o no salir? El imperativo de la internacionalización para las latinas globales.

Author:Casanova, Lourdes
 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

En momentos en que el clima económico se vuelve más difícil, las compañías latinoamericanas se cuestionan la necesidad de internacionalizarse. Los ejecutivos mencionan varios obstáculos a superar: falta de talento, diferentes culturas de negocios y la gestión del riesgo. ¿Son motivos suficientes para no hacerlo? ¿Pueden sobrevivir y prosperar las compañías en el mundo corporativo actual si se quedan en el plano local?

Las teorías tradicionales nos dicen que las empresas que se internacionalizan lo hacen en pos de recursos naturales de los que carecen en su país, para ser más eficientes al acceder a mano de obra más barata o para ir en busca de mercados para crecer. Los primeros dos motivos no suelen impulsar a muchas compañías latinoamericanas. La región es rica en recursos naturales y tiene costos laborales bajos, además de otros factores que hacen a la eficiencia de la producción.

Sin embargo, las multinacionales latinoamericanas han atravesado sus fronteras para adquirir tamaño, y el Grupo Bimbo, de México, la compañía de productos de panificación más importante del mundo, constituye un buen ejemplo.

Acuerdos comerciales como el TLCAN, que firmaron hace veinte años Canadá, México y los Estados Unidos, han ofrecido un marco estable para facilitar la expansión en territorio estadounidense de multinacionales mexicanas como Grupo Bimbo. Eso les ha permitido ganar en escala y en competitividad en el plano global.

En mi investigación sobre la internacionalización de las multilatinas, hallé una serie de motivos adicionales para la expansión en el exterior. Los altibajos de los mercados regionales con frecuencia dificultan la supervivencia de las compañías. En un primer momento, Cemex salió al exterior para compensar la volatilidad económica de su mercado interno. La adquisición en 1992 por parte de la compañía de las empresas españolas Valenciana de Cementos y Cementos Sansón contribuyó a que la firma sobreviviera a la crisis mexicana de 1994 y le proporcionó una "cobertura natural" contra la depreciación del peso. Los ingresos en pesetas españolas y luego en euros compensaron las pérdidas en pesos mexicanos devaluados.

Por medio de su expansión global, Cemex también buscaba acceder a financiamiento más barato. Tradicionalmente, los mercados emergentes han tenido tasas de interés muy altas.

Incluso en la actualidad, las tasas de interés brasileñas superan el 12 por ciento, lo cual hace que a las empresas les resulte muy...

To continue reading

FREE SIGN UP