Revolución en el empleo: Latin Trade muestra algunas tendencias poco advertidas en la creación de puestos de trabajo en América Latina.

Author:Guti
 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

El empleo aumentó más rápido en las compañías más grandes de América Latina que en las economías de la región como un todo. El total de personas empleadas por los 100 principales empleadores de la región pasó de 3,9 millones en 2009 a 5,4 millones en 2013, un incremento de 39 por ciento. El empleo total en América Latina y el Caribe se expandió en alrededor del 6 por ciento en ese mismo periodo.

Este dato pondría una sombra de duda sobre la idea de que la forma más eficiente de resolver el problema de la creación de puestos de trabajo en América Latina es a través de la promoción indiscriminada de las pequeñas empresas.

Pero aún más interesantes son los cambios que ocurrieron dentro de las 100 empresas más empleadoras de la región. Los sectores con el mayor número de empleados entre 2009 y 2013 fueron los de comercio minorista, alimentos, energía, telecomunicaciones y bebidas. Estos cinco mostraron un crecimiento de dos velocidades. Por un lado, alimentos y bebidas aumentaron su número de empleados lentamente, a tasas del 21 y 32 por ciento respectivamente; esto es, por debajo del 39 por ciento de promedio mencionado. Y por otro, comercio, energía y telecomunicaciones dispararon su tamaño con incrementos superiores al 40 por ciento en el período.

Más rápido aún, las compañías holding y las mayores empresas de construcción duplicaron el tamaño de sus nóminas en los últimos cuatro años. Las holding que figuran entre los 100 principales empleadores de la región tenían una plantilla de 365.000 trabajadores en 2013 y de 177.000 en 2000. Esto confirma otra tendencia: los conglomerados latinoamericanos están ajustando sus estructuras para administrar mejor sus nuevas operaciones globalizadas.

En el otro extremo del espectro, muchos empleadores tradicionales como las empresas de servicios financieros, manufactura, siderúrgicas, mineras, textiles y cementeras cedieron terreno. Las firmas de servicios financieros aumentaron el número de empleados en apenas el 9 por ciento en el cuatrienio. Las principales firmas manufactureras crecieron sus plantillas en un escaso 2 por ciento; las siderúrgicas y mineras lo hicieron muy por debajo del promedio regional, y el empleo en las textileras y cementeras bajó en el periodo.

Las actividades de construcción, minorista, energía y telecomunicaciones, todos rubros ligados al consumo interno, probablemente sigan encabezando la creación de puestos de trabajo...

To continue reading

FREE SIGN UP