La República Dominicana avanza: el país número uno en turismo está promoviendo otros sectores, como la minería, las finanzas, las telecomunicaciones y la infraestructura.

Author:Bamrud, Joachim
Position:Entrevista
 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

Marco De la Rosa es optimista. El CEO de la subsidiaria dominicana de la empresa energética estadounidense AES espera que el país caribeño tenga un fuerte desempeño económico en los próximos dos años.

"Creo que el crecimiento es sostenible, gracias a las inversiones que están entrando al país", dice.

Además de estar al frente de una de las mayores empresas extranjeras de la República Dominicana, De la Rosa también es presidente de la Asociación Dominicana de Empresas de Inversión Extranjera (Asiex).

De la Rosa pronostica que, durante los próximos cinco años, el país recibirá inversiones por US$10 mil millones, gracias a un fuerte interés en el pujante sector minero y en otros sectores más tradicionales, como el turismo, los servicios financieros v las telecomunicaciones.

Los niveles actuales de Inversión Externa Directa (IED) como porcentaje del PIB son mejores que los de Brasil v México, señala el ejecutivo.

El año pasado, la IED alcanzó los US$1,600 millones, el equivalente a 3.2 por ciento del PIB. En comparación, la IED, en relación al PIB de Brasil v México, fue de 2.3 por ciento y 1.7 por ciento respectivamente, según Latín Business Chronicle.

Con un PIB de US$58 mil millones, la República Dominicana es la novena economía más grande de América Latina. Su PIB es apenas tila poco más pequeño que el de Ecuador y supera a los de Guatemala, Uruguay y Panamá.

Claudio Castro, director del gigante de la construcción brasileño Odebrecht, dice que la estabilidad política y económica son 'algunas de las ventajas clave de hacer negocios en la República Dominicana. Odebrecht trabaja en varios importantes proyectos de construcción en el país.

Leonel Fernández ha sido presidente desde agosto de 2004, tras haber sido presidente también entre 1996 y 2000. Fernández no podrá presentarse a la reelección en mayo del próximo año, pero los inversores locales y extranjeros esperan continuidad en las políticas macroeconómicas, independientemente de quién gane la elección.

La economía dominicana creció 7.8 por ciento el año pasado. Entre 2005 y 2010, la economía creció 7.5 por ciento en promedio. En comparación, creció 2,9 por ciento entre 2000 v 2004, según un análisis de Latin Trade basado en información del Fondo Monetario Internacional. "Hemos tenido un crecimiento sostenido", señala De la Rosa.

Fernández y su altamente respetado equipo económico (incluyendo el ministro de economía, planificación y desarrollo Temístocles Montas y el gobernador del banco central, Héctor Valdez Albizu) se merecen gran parte del crédito. Funcionarios clave en la promoción de las inversiones, como Eddy Martínez (ministro de exportación e inversión) y Andrés van der Horst (ministro y director ejecutivo del Consejo Nacional de Competitividad) también reciben altas calificaciones por sus esfuerzos.

Cuando Fernández asumió la presidencia en 2004, heredó una economía destrozada. El PIB había caído 0.3 por ciento en 2003 y apenas había crecido 1.3 por ciento en 2004. Por otro lado, la inflación había alcanzado un récord de 51.5 por ciento en 2004, tras un cambio del 27.5 por ciento en 2003. Fernández logró bajarla a 4.2 por ciento en 2005. En promedio, la inflación ha sido de 6.1 por ciento durante los últimos seis años.

Carlos Asilis, socio ejecutivo y gerente general de inversiones en Glovista Investments y ex jefe de estrategias de inversión en J.P. Morgan, dice que el mayor legado de Fernández es que preservó el poder adquisitivo del peso dominicano.

"La estabilidad macroeconómica ayuda a los negocios a poder tener proyecciones reales y, a la vez, otorga tranquilidad y confianza en el desenvolvimiento de las empresas en el país", dice Osvaldo Oller Bolaños, director de proyectos en la empresa de bienes raíces Promotora Granada.

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

La agencia calificadora de riesgo Standard & Poor's mejoró la calificación del país en junio, en parte gracias a las perspectivas de fuerte crecimiento. "La economía de la República Dominicana sigue siendo resistente", dijo S&P. "La mejora de la calificación refleja el progreso del país en su capacidad de mejorar gradualmente su estructura y su manejo de deuda, su mayor crecimiento y sus perspectivas exportadoras".

LIBRE COMERCIO

Ejecutivos locales y extranjeros también señalan que los pactos de libre comercio que ha firmado la República Dominicana son una ventaja importante. El país es uno de seis en el mundo que tienen acuerdos de libre comercio con la Unión Europea y Estados Unidos al mismo tiempo, algo que se traduce en beneficios a la hora de hacer negocios...

To continue reading

FREE SIGN UP