Recordando a Juan Pablo Torres (1946-2005): !El musico cubano que hizo cantar al trombon de vara!

 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

PREÁMBULO

Durante los últimos cien años, la humanidad ha visto grandes acontecimientos, incluyendo inumerables guerras, catástrofes naturales y avances sociales, científicos y tecnológicos. Han caído dinastías que llevaban siglos en el poder, y han surgido dictaduras que todavía no han conocido la derrota.

En el campo difícil de la música y del arte, tanto como en el campo deportivo, la nación de Cuba le ha dado al mundo un elenco de figuras que han trascendido las barreras de la isla y que se han colocado permanentemente en los corazones de todo aquel que las haya conocido. Figuras como Beny Moré, Leopoldo Fernández (Tres Patines), Kid Gavilán, Minnie Miñoso, Luis Carbonel, Desi Arnaz, Miguelito Valdés, César Portillo de la Luz, Ernesto Lecuona, César Romero, Andy García, María Antonieta Pons, Gloria Estefan, Celia Cruz, Ninón Sevilla, Rita Montaner y Chano Pozo.

Como es natural, extrañamos a los que se han ido y adoramos a los que aún quedan. Desde luego, son personas como tú y como yo, que se levantan por la mañana y se cepillan los dientes igual que nosotros, y que desayunan su café con leche y su pan con mantequilla igual que nosotros. Se visten para ir a trabajar, lloran la muerte de un amigo, celebran la llegada de una nueva criatura a la familia, cortejan a un ser amado, se casan y crean su familia, dedicándole el todo a sus hijos, mientras que el mundo sigue con su agitado pulso. Son personas que han dejado, en el breve lapso de unos cuantos años, una huella personalísima. Algo que sale de muy adentro. Únicos en su haber.

Cada uno de nosotros conocemos (o hemos conocido) a alguna persona por la cual hemos sentido una gran simpatía y que nos han hecho sentir profundamente orgullosos de haberlos conocido. Reconocemos que el Creador ha otorgado un don especial a esas personas para comunicarse espiritualmente con nosotros. Personas que nos tocan el alma de una manera u otra, inclusive sin intentarlo premeditadamente. Muchas veces viven entre nosotros sin que nos demos cuenta de su presencia y de su valor, así sea artístico o personal, ni del aporte que ellos brindan a nuestro folclor y a nuestra cultura. Sería injusto, creo yo, ignorar a estos baluartes mientras aún existen entre nosotros, para después homenajearlos póstumamente. Lamentablemente, esto pasa a menudo y es casi imposible evitarlo, pues muchos de ellos se marchan inesperadamente, para no volver.

Por esa razón es que hoy los invito a recordar a uno de nuestros valores musicales, al señor Juan Pablo Torres, destacado compositor, instrumentista por excelencia, artista inquieto y polifacético que por mas de tres décadas vino dejando un sello distintivo sobre la música popular de su tierra natal, aunque debido a la gran tragedia política de la nación cubana, el publico internacional en general no pudo disfrutar de su talento--o por lo menos hasta que finalmente tomó la decisión de quedarse entre nosotros, aquí en los Estados Unidos--la bendita Yuma, esa tierra que brinda oportunidades a todo el que venga con buenas intenciones.

DE PUERTO PADRE A LA HABANA

Primeramente, hay que aclarar que...

To continue reading

FREE SIGN UP