El recaudador.

Position:Entrevista
 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

Guillermo Zúñiga es Ministro de Hacienda de Costa Rica, mandato bajo el cual ha logrado una mejor recaudación fiscal. Fungió como viceministro de Hacienda, durante el primer período presidencial de Óscar Arias (1986-1990), y ha ocupado cargos en el sector privado en firmas como Fitch Centroamérica y Duff & Phelps. Zúñiga conversó con Marisol Rueda, editora de la edición en español de LATIN TRADE, sobre recaudación, metas inflacionarias y gasto público.

¿Cuáles han sido las medidas para reducir la inflación?

Hemos hecho algunas importantes modificaciones estratégicas como dejar el régimen de minidevaluaciones. Fuimos a un esquema de bandas cambiarias, con el compromiso del Banco Central (BC) de que si la moneda llega al piso hay que comprar para ponerla de regreso y si llega al techo, vender para mantenerla dentro de la banda.

¿Cómo lograron alcanzar una mejor recaudación?

El año pasado se logró una situación fiscal favorable. Cerramos el año con un déficit financiero de 1% y un superávit primario de 2.9%. Eso fue producto de un manejo muy cuidadoso del gasto público y de una política de cobros de impuestos muy agresiva, que nos permitió crecer casi 25% de los impuestos, sólo por puro cobro. Entonces, si usted tiene una situación en la que los ingresos van creciendo a una buena velocidad, y los gastos los lleva con prudencia, empiezan a quedar espacios muy interesantes. En el caso costarricense a ese superávit primario se lo comen los intereses, es decir que el volumen de la deuda y el volumen de intereses que hay que pagar es de tal magnitud, que todo ese esfuerzo se va para intereses. Pero esa diferencia entre ingresos y gastos lo que nos permite es que tenemos que ir con menos frecuencia al mercado financiero. Eso posibilitó meterle menos presión al mercado financiero y que las tasas de interés empezaran a ceder. Una política agresiva de cobro de impuestos y una política de gasto cuidadoso permiten tener en el flujo del gobierno sumas interesantes que no está usando y que se depositan en el BC. En cierta forma, ese es un mecanismo para esterilizar liquidez, que también ayudó a la política monetaria a participar menos en el mercado y a generar menos pérdidas en el BC. Eso fue lo que nos permitió bajar las tasas de inflación a 9.4% [en 2006].

¿A qué se destinarán los excedentes recaudados?

Tenemos una inflación de 8% [para 2007] y estamos pensando en cómo obtener una caída en términos reales del gasto. El que la...

To continue reading

FREE SIGN UP