De puno y letra: un estudiante venezolano acapara un dominio por accidente. Registro la ene.

Author:Ceaser, Mike
Position::Conexion - Internet
 
FREE EXCERPT

Lo que empezó como un juego podría convertir a un venezolano de 20 años en un millonario.

A fines de 2000, José Guerrero, conocido por sus amigos como Rufi, leyó que los caracteres asiáticos se podían usar en las direcciones de las páginas electrónicas. De manera que el estudiante y cibernauta de 18 años organizó una competencia con un amigo.

El objetivo era registrar la mayor cantidad de direcciones de la World Wide Web con la letra más española de todas, la eñe, antes de que se les agotara el dinero. Guerrero ganó al registrar ocho nombres de dominio por US$15 cada uno, como España.com y Español.com.

Guerrero dice que no pensó mucho más en su colección de nombres hasta principios de 2001, cuando varios periódicos de Madrid empezaron a llamarlo. VeriSign Corp., administrador norteamericano de nombres de dominio, había concedido a la firma española de dominios Arsys el privilegio de asignar nombres de dominio con vocales acentuadas y con la eñe.

Miles de personas presentaron solicitudes por los derechos de diversos nombres de dominio en español. Pero Arsys halló que España.com y Español.com no se podían distribuir porque el venezolano los había registrado hacía meses.

Guerrero dice que los españoles estaban "resentidos" y afirma que alegaron que le podían quitar los dominios. "Pero no pudieron hacer nada", dice, "porque yo había hecho todos los pasos legales. Había registrado y pagado y los dominios eran míos".

Los españoles afirman que los registros de Guerrero no son legítimos porque los hizo hace mucho tiempo y sin seguir las reglas de VeriSign, que ha bloqueado las direcciones, por lo que no tienen valor, dice Alberto Calvo, portavoz de Arsys.

"Es obvio que no consideramos ético ningún método empleado con el fin de apropiación indebida de nombres de dominio con fines lucrativos", dice Calvo. "Por este motivo realizamos la denuncia ante VeriSign y esperamos que puedan encontrar una solución satisfactoria para todos los afectados".

Guerrero, quien dice que planea usar España.com como un website de turismo, afirma que no pensaba en las ganancias cuando registró los dominios. Entretanto, ha contratado a un bufete norteamericano para defender sus derechos. El bufete de Boston también está negociando con posibles compradores de nombres de dominio.

Javier Marín, abogado de Guerrero, dice que los dominios registrados por el venezolano estaban libres cuando su cliente los registró. "Cualquiera que quiera reclamar...

To continue reading

FREE SIGN UP