Perú acelera de nuevo: cuando muchos mercados emergentes tropiezan por la caída en los precios de las materias primas, la economía de Perú sigue mostrando un fuerte equilibrio.

Author:Dube, Ryan
 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

Perú, el campeón del crecimiento económico en América Latina durante la última década, no ha sido inmune a la desaceleración que ha afectado a los países vecinos, ya que los precios bajos de las materias primas han puesto presión sobre las exportaciones y las inversiones. El crecimiento económico en el país andino sigue siendo sólido, fue de un 5 por ciento en 2013, frente al 6,3 por ciento en 2012 y 6,9 por ciento en 2011.

Con todo, los funcionarios peruanos se mantienen optimistas de que la desaceleración gradual está próxima a terminar y proyectan una recuperación en el segundo semestre, que será aún mayor en 2015. En abril, el Banco Central de Reserva del Perú dijo que espera un crecimiento del 5,5 por ciento en 2014, seguido de un 6,7 por ciento en 2015.

Mientras que la minería sigue siendo un actor económico relevante, otros sectores están atrayendo importantes inversiones del sector privado, incluido el de infraestructura, energía y logística. Al mismo tiempo, una clase media más grande significa que los bancos continúan viendo una fuerte demanda de créditos de consumo, mientras que cada vez más habitantes tienen la posibilidad de viajar a lugares turísticos locales, de renombre mundial.

A largo plazo, los economistas dicen que la sostenibilidad del crecimiento de Perú dependerá de la capacidad del gobierno para eliminar lo que las empresas señalan como obstáculos engorrosos para los inversores, así como de la mejora en su deficiente sistema de educación primaria y secundaria estatal.

INFRAESTRUCTURA

En diciembre de 2013, el ministro de Finanzas, Luis Miguel Castilla dio a conocer más de dos docenas de proyectos de infraestructura que, según dijo, serán motor clave para el crecimiento económico del país en 2014 y 2015. Castilla dijo que los 25 proyectos se licitaron en asociaciones público-privadas, atrayendo inversiones por valor de unos US$13.000 millones. Los proyectos incluyen nuevas carreteras, aeropuertos, líneas de transmisión de electricidad y obras de telecomunicaciones.

El gobierno ya avanzó en la adjudicación de algunos de los contratos, incluyendo una concesión para uno de los mayores proyectos de infraestructura en la historia del país. En marzo, el gobierno otorgó un contrato a 35 años, a un consorcio de empresas de Perú, España e Italia, para construir y operar 35 kilómetros del metro subterráneo de Lima.

Las autoridades dicen que el proyecto, que requerirá una inversión de US$5.600 millones...

To continue reading

FREE SIGN UP