El ocio como estrategia.

Author:Hernandez Alende, Andres
Position:Resena de libro
 
FREE EXCERPT

Slack Por Tom DeMarco Broadway Books US$14 En este libro irreverente, el autor y consultor Tom DeMarco rompe lanzas contra arraigados conceptos empresariales. DeMarco señala que en la última década, las empresas norteamericanas se han obsesionado con la eficiencia. Esa obsesión se ha traducido en despidos en masa, adquisición constante de tecnología y aprovechamiento al máximo de los empleados.

La fijación con el rendimiento de cada empleado ha dado lugar a dos fenómenos: 1) una gran aceleración de la velocidad en que se labora, y 2) el auge del trabajo fuera de hora, no remunerado en el caso de los profesionales. DeMarco alega que en las empresas donde el trabajo en horas extra se ha convertido en la norma, la gerencia ha cometido un error inicial de organización: la cantidad de empleados que ha decidido contratar o mantener está por debajo de la cantidad realmente necesaria, o los objetivos que se persiguen son inalcanzables. Se ha calculado que uno de cada seis trabajadores norteamericanos no toma vacaciones en el año, y que casi la tercera parte está tan atareada que almuerza sin dejar de trabajar.

El autor señala además que se ha generalizado un fraude: el cálculo de la productividad es inexacto porque no toma en cuenta las horas adicionales que trabaja cada empleado, sino las horas que aparecen en los registros de personal. Es decir, se divide el rendimiento entre 40 horas semanales, en lugar de entre las 50, 60 o más que en realidad se trabajan.

Para DeMarco, la aceleración del ritmo del trabajo tiene dos efectos particularmente nocivos. El primero es que el rendimiento de los empleados sobrecargados sufre con el tiempo, así como su vida personal, con el correspondiente detrimento a la lealtad a la empresa. El segundo es que en las empresas consagradas a maximizar la eficiencia, se sacrifica la capacidad para el cambio. El trabajo es tan intenso que no hay tiempo para reflexionar, intercambiar ideas y trazar planes y estrategias.

La solución que propone DeMarco es el slack, término que puede traducirse como flojera. Pero en realidad DeMarco define el slack como el grado de libertad necesario para efectuar cambios. Es decir, períodos de inactividad que los empleados dediquen a la creatividad y al análisis y reinvención de conceptos y estructuras de trabajo. Aunque no lo menciona en el libro, DeMarco hace una apología de lo que las culturas mediterráneas conocen desde hace siglos como "el ocio fecundo", el tiempo en el que uno no tiene...

To continue reading

FREE SIGN UP