MAÑANA EN AMERICA LATINA.

Author:Matathia, Ira
Position:TT: Tomorrow in Latin America.
 
FREE EXCERPT

Dos futuristas revelan el porvenir.

Por qué América Latina esta tan a la zaga de su vecino del norte en desarrollo económico? El descubrimiento de ambas regiones ocurrió en 1492. A los 50 años de la llegada de Cristóbal Colón, todas las capitales actuales ya se habían fundado. En cambio, la colonización europea de Norteamérica tardó un siglo más en iniciarse.

Los países latinoamericanos tienen un legado considerable, que le ha dado a la región una enorme riqueza cultural, un gran orgullo y una vigorosa identidad. Pero también la ha cargado con tradiciones que han dificultado su adaptación al mundo moderno.

La veloz globalización de los últimos años ya resquebraja esos rasgos históricos. La recompensa, además de ventajas para sus 410 millones de habitantes, es hallar una forma autóctona de demostrarle al mundo (y a sí mismos) que pueden lograr la modernidad y el éxito como cualquier otro pueblo sin perder el alma que los define.

El cambio puede ser intimidante, incluso para los países que lo han adoptado con éxito en el pasado. Los ciudadanos de la región no sólo deben adoptar el cambio: también deben aprovechar las nuevas tendencias si desean tener un papel de peso en el mercado mundial del siglo XXI. Hemos acuñado el término "próximas" para describir las tendencias clave que moldearán la existencia. Entender las "próximas" de la región ayudará a los latinoamericanos a medida que el continente madura.

Veamos las siguientes "próximas":

EN BUSCA DE SEGURIDAD

A pesar de todo lo que ha logrado avanzar en estabilidad económica y democracia, América Latina enfrenta una batalla cuesta arriba en dos asuntos relacionados y corrosivos: las drogas y la violencia. El nivel de violencia es tan alto que consume el 2,1% del PIB de la región al año. Un informe de la organización México Unido Contra el Crimen, emitido en 1999, señala que la capital mexicana es una de las 10 ciudades más violentas del mundo, con 800 delitos y tres asesinatos al día. Los países con cifras similares suelen sufrir una guerra civil.

QUÉ VIENE DESPUÉS: una generación violenta

Los jóvenes de hoy, que crecen en medio de la violencia y el desempleo, perpetúan la violencia en la calle y en la escuela. Por ejemplo, en Río de Janeiro un adolescente tiene dos veces más probabilidades de morir asesinado que en Bogotá, considerada desde hace mucho tiempo la ciudad más violenta de América Latina.

EDUCACION, POR FAVOR

Uno de los mayores recursos naturales de América Latina es su juventud. El índice de natalidad es el doble del europeo, y la proporción de jóvenes de menos de 15 años es el 30% o más, muy superior a la de los ancianos. En los países más "europeos" del sur (Chile y Argentina) la relación entre los menores de 15 y los mayores de 65 es de 4:1 y 3:1, respectivamente, mientras en otros países es de 6:1 y 8:1, frente a menos de 2:1 en Estados Unidos.

Esa es una gran noticia para los planificadores de las pensiones: América Latina tiene suficientes jóvenes para costear los gastos de los mayores.

Pero la educación es una cuestión crucial. Hoy, los niños latinoamericanos van a la escuela un promedio de cinco años. Debido a la automatización de las labores manuales los gobiernos de América Latina afrontan la prioridad inmediata de educar a los jóvenes si quieren ofrecer una alternativa real a las economías de rápido desarrollo de la Cuenca del Pacífico.

QUÉ VIENE DESPUÉS: las "Nuevas Escuelas" ofrecen una solución

No espere grandes aumentos de gastos. Los gobiernos no tienen el dinero.

En Colombia, las Nuevas Escuelas, donde los estudiantes mayores enseñan a los menores, compensan la escasez de maestros calificados. En el país hay 17.000 Nuevas Escuelas, y tienen más apoyo de los padres y la empresa que las escuelas públicas. Habrá otras soluciones creativas.

EL SANTO GRIAL DE LA REFORMA

Hasta hace poco, la elevada inflación y los altibajos económicos creaban una incertidumbre crónica para los negocios latinoamericanos. Gran parte del progreso que disfruta hoy América Latina se puede atribuir a la reforma económica.

Las privatizaciones traerán grandes cambios. Recordemos que en 1989, cuando un argentino solicitaba un teléfono al servicio estatal, la espera para la instalación promediaba 10 años. Hoy, después de la privatización, la compañía telefónica responde en 48 horas. Los principios del libre mercado también cambiarán la mentalidad de la gente: de la supervisión paternalista propia del legado colonial español a la corriente empresarial y los beneficios de la competencia.

Esos cambios son sutiles y, hasta ahora, la privatización no ha mejorado significativamente la vida cotidiana de la mayoría de los latinoamericanos. La riqueza se concentra en pocas manos. En Argentina, que es uno de los países más estables, el desempleo es del 14,5%, casi dos veces mayor que en 1990. Pero la mayoría de los expertos coincide en que la privatización ya ejerce un impacto profundo en los jóvenes, que por primera vez tienen un apetito casi insaciable por productos de consumo.

QUÉ VIENE DESPUÉS: el fruto de la privatización

Aunque es demasiado pronto para pronosticar el resultado final de la reforma, el pensamiento de libre mercado podría resultar contagioso y dar pie al auge de una clase empresarial. Grupos poderosos controlan las economías desde hace tiempo. Habrá un auge de los negocios pequeños, que crearán empleos y ganarán influencia e importancia. Eso creará un enfrentamiento con los que tradicionalmente han detentado el poder

LA APERTURA

La resistencia latinoamericana al cambio está cediendo. El globalismo y la tecnología permiten a los latinoamericanos --en realidad, los obligan-- a abrir su mentalidad y sus fronteras.

La región se ha destacado por su postura conservadora y aislacionista, propiciada por su ubicación marginal y sus irregularidades geográficas. Los desiertos, las selvas y los empinados Andes dificultan las comunicaciones por tierra.

Los pueblos latinoamericanos, antes separados, por fin se conectan entre sí y con el resto del mundo. Esta realidad da pie al entusiasmo: enormes comunidades hispanohablantes se formarán en la Internet en este milenio. Aunque los cálculos varían, más de 20 millones de personas de la región estarán en línea en un lapso de tres años.

Las empresas latinoamericanas buscan cada vez más en el extranjero, y no sólo en Estados Unidos, educación, capacitación y métodos mejores. Itausa, un conglomerado brasileño que tiene un banco importante y un fabricante de computadoras, ilustra la nueva mentalidad. Itausa envió 50 gerentes de Duratex, un fabricante de accesorios para baños y productos de madera, a estudiar a empresas de Japón y modificó cómo se tomaban las decisiones con el fin de reducir a la mitad el tiempo necesario para colocar productos nuevos en el mercado.

QUÉ VIENE DESPUÉS: el comercio electrónico en grande

Los latinoamericanos van a dedicarse al comercio...

To continue reading

FREE SIGN UP