El nuevo rey: Interbrew es el dueño de Europa. Ahora se acerca al mercado de EE.UU. pasando primero por Brasil.

Author:Kepp, Michael
 
FREE EXCERPT

Muchos se sorprendieron cuan do en marzo pasado la cervecería belga Interbrew decidió adquirir a la brasileña Companhia de Bebidas das Américas (AmBev). Esta movida convirtió a Interbrew en el mayor productor de cerveza del mundo, en términos de volumen, incluso superando a Anheuser-Busch.

El presidente ejecutivo de Interbrew, John F. Brock, dijo que la unión de las compañías, valorada en unos US$12,800 millones, era "una jugada muy ofensiva". No es para menos pues la nueva empresa tendrá ventas por unos US$11,900 millones y un 14% de participación del mercado mundial de cerveza. Por su parte, el presidente ejecutivo de AmBev, Carlos Alves de Brito, le dijo a los medios que "en el mundo globalizado de hoy sólo existe una opción para que una compañía no se quede atrás: crecer".

Esta última jugada de Interbrew llega después de casi dos décadas de adquirir compañías alrededor del mundo. La compra de la canadiense Labatt's en 1995 y las adquisiciones de la inglesa Baas y la alemana Beck's, realizadas después de 1999, son sólo algunas de las más conocidas.

Ahora, por medio de AmBev, Interbrew está preparándose para competir a nivel global con la cervecería de EE.UU. Anheuser-Busch. Asimismo, el gigante belga parece estar pisándole los talones a FEMSA, cervecería y embotelladora mexicana. Aunque Interbrew ya cuenta con una participación en FEMSA, piensa introducir en el mercado de EE.UU. la marca de cerveza brasileña Brahma.

El trato le permite a Interbrew vender las cervezas Stella Artois y Beck's en Sudamérica, en donde AmBev ocupa la primer posición en los mercados de Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia. Hasta ahora, la única presencia de Interbrew en Latinoamérica era en México y Cuba.

"Interbrew se encuentra en la primera o segunda posición en 20 de los mercados clave del mundo", dice Axel Gietz, vicepresidente de Comunicaciones de Interbrew. Vendedores globales. AmBev también había incurrido en una racha de adquisiciones en Latinoamérica llegando a convertirse en el quinto mayor productor de cerveza del mundo, invirtiendo US$776 millones desde 1999. Con esta nueva unión, dos cervecerías audaces tendrán acceso a los mercados y redes de distribución de cada una cero el fin de convertir a sus productos en marcas globales.

"El trato le da a AmBev la oportunidad de expandirse en Norteamérica y Europa y a Interbrew la posibilidad de penetrar Sudamérica, la segunda región de mayor crecimiento después de China", dice Gietz. "Esto reduce...

To continue reading

FREE SIGN UP