Tras el huracan: Argentina trata de restaurar el orden economico y fortalecer la banca y sus grandes empresas.

Autor:Dempsey, Mary A.
Cargo:Economia
 
EXTRACTO GRATUITO

Se había advertido que la crisis estaba por llegar. Hasta que al fin llegó. La crisis golpeó a Argentina con un mazazo en los últimos días de 2001, dejando a un gobierno de transición en posición desesperada por restaurar al menos una semblanza de orden antes de celebrar nuevas elecciones.

Para una región acostumbrada a las crisis, cómo proceder está claro. Primero que todo, el gobierno debe poner orden en lo político y lo económico. Una vez que el sector macroeconómico esté controlado, entonces las autoridades deben fortalecer el sistema bancario y, finalmente, tomar medidas para evitar la quiebra de las grandes empresas del país.

Pero no se sabe cuánto tiempo demorará la tercera economía de la región en recuperarse del desastre. Argentina decidió suspender el pago de su deuda pública y hay dudas de cómo el país reanudará las relaciones con sus acreedores.

"Lo importante es una solución que transmita un mensaje a los mercados que Argentina ha reestablecido su capacidad para darle servicio sino también para crecer", dice José Ángel Gurría, ex ministro de Hacienda de México y experimentado negociador de deuda.

De hecho, un regreso al crecimiento será clave para el futuro de Argentina El gobierno hizo todos los pagos de la deuda la semana en que los argentinos, hastiados, se lanzaron a las calles. Las imágenes de los motines en Buenos Aires y los manifestantes lanzando huevos contra el entonces presidente Fernando de la Rúa fueron espantosas. La renuncia de De la Rúa, pocas horas después de destituir al ministro de Economía Domingo Cavallo, dejó al país sin una cabeza oficial en medio del espectro de declarar la mora de una deuda pública de US$132.000 millones.

Cavallo, devaluado. De la Rúa había contado con Cavallo para rescatar la economía del país, un intento semejante al de 1991 con Menem. Fue entonces que Cavallo planeó una enérgica campaña de privatización masiva, y usó los ingresos para fortalecer la economía. También logró controlar una inflación desenfrenada con el plan de convertibilidad del peso.

Sin embargo, una década más tarde, Cavallo no pudo repetir su hazaña. Golpeado por una recesión de cuatro años, el gobierno argentino impuso fuertes medidas de austeridad. Pero el Fondo...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS