Haciendo fila: Telecom Argentina gana dinero y suma clientes, pero los acreedores deben esperar.

Author:Goodman, Joshua
 
FREE EXCERPT

¿Cuál es el valor de una compañía telefónica hoy en Argentina? En el caso de Telecom Argentina, que cuenta con US$842 millones en efectivo, se podría pensar que el valor es elevado. Pero, como suele suceder en Argentina, el asunto no es tan sencillo.

Al igual que la mayoría de las compañías de ese país, Telecom tiene efectivo pero le hace falta crédito. Eso es porque la compañía debe reestructurar su deuda de casi US$3,000 millones, cuyos pagos incumplió en 2001. "Nadie duda que pueden pagar. Pero que quieran hacerlo es algo que se pone en tela de juicio", dice Darin Batchman, director asociado de Investigaciones de Mercados Emergentes de Bear Stearns, banco de inversión basado en Nueva York.

La razón es que en enero la compañía ofreció cancelar a sus acreedores un promedio de US$0.80 por cada dólar invertido en los bonos que no había pagado anteriormente. Inmediatamente los inversionistas--de los cuales había unos 70 mil en Italia--rechazaron los términos argumentando que la compañía podía pagar sin sacrificar crecimiento o liquidez. Al igual que ha sucedido con las largas negociaciones de la deuda del gobierno argentino, Telecom Argentina insiste en que su oferta es la mejor y tiene la intención de someter la propuesta a votación antes de que se acabe el año.

Después de Telefónica, Telecom Argentina es la segunda empresa de telecomunicaciones más grande del país. Además ha sido una de las primeras en beneficiarse de la recuperación que atraviesa el país. En 2003, la compañía reportó utilidades netas de US$120 millones, después de haber arrojado pérdidas de US$1,500 millones en 2002. La mayor parte de su crecimiento provino de su división de telefonía móvil, Telecom Personal, la cual ha estado sumando clientes a un asombroso ritmo de 60 mil al mes.

Mientras tanto, la compañía ha recuperado más de un tercio de los 300 mil clientes de teléfonos fijos que desconectaron el servicio durante el momento más oscuro de la crisis.

Pero la presión también proviene de la competencia. Por un lado, el 50% de participación de la compañía en el sector de la telefonía fija de Argentina no está asegurada, y su liderazgo en el mercado de la telefonía móvil ha sido amenazado por la adquisición de Movicom--franquicia de Bellsouth--por parte de Telefónica. Además, tanto Telefónica como Telecom deben enfrentarse a la reciente llegada del gigante mexicano América Móvil, que...

To continue reading

FREE SIGN UP