Exito de altura.

Author:Ogier, Thierry
Position::Embraer S.A.; industria aeron
 
FREE EXCERPT

Ahora que la reorganización ha concluido y las ventas crecen, ¿podrá Embraer volar lejos?

Embraer sobrevuela el torbellino de la recesión brasileña.

El único fabricante importante de aviones de la región agonizaba hace pocos años. Pero desde entonces ha ganado participación de mercado en Estados Unidos y Europa, y se ha convertido en el cuarto fabricante del mundo después de Boeing (Estados Unidos), Airbus (Francia) y Bombardier (Canadá). La compañía obtuvo sus primeras ganancias el año pasado (US$110 millones) después de siete años de pérdidas, y las ventas, que crecieron el 90% el año pasado, deben llegar a US$2.000 millones este año.

"Embraer ha avanzado mucho desde la privatización", dice Daniel Henner, director de la oficina en Río de Janeiro del conglomerado francés Thomson CSF. "Es una historia de éxito, y ese éxito hay que atribuirlo a su gerencia de primera".

Por primera vez desde su creación en 1969, Embraer se libró del control de las fuerzas armadas en diciembre de 1994, cuando un consorcio encabezado por el banco de inversión Bozano Simonsen, de Río de Janeiro, y dos fondos de pensión adquirió el 94% de la compañía por US$181,5 millones. Mauricio Botelho, un brillante ingeniero mecánico cuya estrategia financiera ha hecho milagros, dirigió un drástico plan de reestructuración, que incluyó el despido de miles de empleados y una reestructuración completa. Pero gracias a la reciente expansión, Embraer ha abierto otra vez sus puertas a personal nuevo y la cantidad de empleados, 6.700, es más del doble que hace tres años.

Entretanto, el aumento de la productividad ha sido espectacular. Ahora fabricar un avión toma menos de seis meses (antes tardaba 14) y los ingresos por empleado han crecido de US$40.000 en 1994 a US$227.000 el año pasado.

La recuperación de Embraer se debe en gran medida a su línea de jets regionales, pequeños aviones que transportan entre 30 y 70 pasajeros. "Los jets regionales tienen un papel especial", señala Botelho, que estudió la demanda de las aerolíneas antes de desarrollar el nuevo producto.

Los aviones de Embraer se diseñaron específicamente para los vuelos entre ciudades a menos de 800 kilómetros de distancia. American Eagle, de AMR, y Continental Express, de Continental Airlines, en Estados Unidos, están entre los principales clientes de Embraer. Pero recientemente varias aerolíneas europeas han hecho grandes pedidos, entre ellas Brymon Airways, la línea regional de British Airways; Crossair, de Suiza...

To continue reading

FREE SIGN UP