Eventos Lt CFO São Paulo.

Autor:Bevins, Vincent
Cargo:Crecimiento econ
 
EXTRACTO GRATUITO

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

A Pesarde las inquietudes que causan la inflación y la moneda sobrevaluada, las perspectivas de Brasil en el largo plazo son sólidas y fuertes, según quienes asistieron al evento LT CFO en São Paulo el 19 de abril.

Después de que el PIB de Brasil creció 7.6 por ciento el año pasado, J.P. Morgan estima que la tasa bajará a menos de 4 por ciento en 2011.

"Bajar a un crecimiento del 3.8 por ciento no es una desaceleración dramática", dijo Fábio Akira, director ejecutivo y economista jefe de J.P. Morgan Brasil, quien resalta que esa rasa es más consistente con el potencial de crecimiento sin inflación de Brasil. "Por otro lado, la confianza de las empresas y los consumidores seguirá alta si este pronóstico se mantiene".

Brasil sigue beneficiándose de sus abundantes recursos naturales, para los que hay mucha demanda a precios altos, y el país ha tenido una transición política suave, dijo Akira. Uno de los principales desafíos para la presidenta Dilma Rousseff es la inflación, que está cerca dei límite dei Banco Central, 6.5 por ciento, añadió.

"La inflación en los mercados emergentes es un problema relacionado con la demanda y requiere un ajuste de política fiscal, y eso es lo que estamos viendo", afirmó Akira. "Brasil está probando nuevas herramientas para contener la alta inflación y evitar las altas rasas de interés, pero en todos los mercados emergentes los gobiernos están tratando de reducir las presiones inflacionarias".

Parte de la estrategia no ha sido aún probada y es quizás riesgosa, dijo Akira. El economista cree, sin embargo, que Rousseff será pragmática.

A pesar de que las circunstancias económicas de los Estados Unidos, Europa y, de forma temporaria, el desastre ocurrido en Japón han pesado sobre Brasil, la mayor consecuencia negativa del contexto económico mundial es la sobrevaluación del real, provocada en parte por una disparidad en las tasas de interés, sostuvo Akira. A pesar de los esfuerzos del gobierno brasileño por pelear la "guerra de las monedas", la solución a largo plazo pasa por aumentar las tasas de interés en los Estados Unidos, dijo", la problema del daño que causa el tipo de cambio sobre la industria manufacturera local no se resolverá rápidamente", agregó.

Rogério Menezes, CFO de AkzoNobel Pulp & Paper Chemicals, y Luis Emilio Fortou, líder de negocios del equipo de Expansión Global Comercial de Visa, discutieron técnicas de control de costos en manufactura y en otros sectores.

Los tiempos que...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS