Evaluacion de los efectos del apoyo institucional a la financiacion del emprendimiento femenino.

Author:de la Fuente-Cabrero, Concepcion
 
FREE EXCERPT
  1. Introduccion

    El mercado actual requiere grandes dosis de cambio, innovacion y adaptacion. La creacion y el desarrollo de nuevas empresas contribuye decisivamente a lograr el deseado desarrollo economico, que permita a su vez incrementar el nivel de empleo, impulsar la innovacion y mejorar la competitividad (Acs et al., 2006; Garcia et al., 2010). Los estudios realizados sobre la creacion de empresas, tanto a nivel internacional como nacional, coinciden en senalar que las mujeres tienen una menor participacion en el trabajo por cuenta propia, a pesar de que se ha incrementado de forma importante en los ultimos anos (Brush et al. 2009 y Alvarez y Otero, 2007). Asimismo, las empresas puestas en marcha por mujeres se han convertido en una importante fuerza para el desarrollo economico internacional (Xiong, Fu, Zhang, Zhang, Xiong, 2011).

    En terminos generales, segun el estudio GEM 2012 (Hernandez-Mogollon et al. 2013), en el ano 2012 las emprendedoras representan el 4% de la poblacion femenina con una disminucion del 11,9% respecto al 2011, mientras que la masculina se situa en un 7,36%, experimentando un aumento del 4,4%; por cada mujer involucrada en un proceso emprendedor en fase incipiente hay practicamente el doble de varones (ratio mujer/hombre es de 0,54). Este mismo estudio muestra que la financiacion es una de las condiciones del entorno que mas condiciona la magnitud y caracteristicas de la actividad emprendedora. Es mas, la actual crisis financiera dificulta aun mas el acceso al capital por parte de los emprendedores y este hecho condiciona el emprendimiento. Desde el inicio de la crisis se ha asistido a una disminucion significativa del capital medio para poner en marcha actividades y un aumento progresivo de la inversion informal como fuente de apoyo del emprendimiento. Asimismo, la disponibilidad de financiacion para el emprendimiento ha atraido mucho la atencion de organismos nacionales e internacionales, asi como de la investigacion, en los ultimos anos (Roper y Scott, 2009; Sanchez Escobedo, M.C., Jimenez Postigo, M. V., Diaz Casero, J. C., y Hernandez-Mogollon, R., 2012).

    En el caso del emprendimiento femenino, la financiacion es un aspecto relevante con una idiosincrasia y problematica concretas (Klapper y Parker, 2010) separado de su efecto en el emprendimiento masculino. Por otra parte, son numerosas las investigaciones que muestran que los modelos de financiacion elegidos por mujeres y hombres emprendedores son, cuando menos, diferentes (Hernandez-Mogollon et al. 2013, Brush, Carter, Greene, Gatewood y Hart, 2001; Coleman, 2000); aunque algunas investigaciones senalan que estas diferencias se estan difuminando (Carter, Shaw, Lam y Wilson, 2007). La cuestion es si estos modelos diferenciados de financiacion se deben a que la mujer esta discriminada a la hora de recibir financiacion o a que las solicitudes son de menor cuantia por las propias caracteristicas de la mujer y el negocio a poner en marcha. Asimismo, resulta importante determinar si el apoyo de instituciones financieras a hombres y, especialmente, a mujeres, resulta determinante.

    Sobre la base de la importancia del emprendimiento femenino para el desarrollo economico sostenible y teniendo en cuenta sus caracteristicas diferenciadas, especialmente en su financiacion, el presente trabajo pretende identificar el impacto del apoyo a la mujer emprendedora a traves de medidas que tratan de incidir en la financiacion de proyectos promovidos por estas. En concreto, se va a analizar el caso de la Comunidad de Madrid, a traves de un programa destinado a facilitar la financiacion del emprendimiento de mujeres llevado a cabo por la Sociedad de Garantia Reciproca (SGR) que opera en dicha Comunidad Autonoma, AVALMADRID SGR (1). Esta SGR creo en el ano 2005 un departamento especifico para el fomento del emprendimiento femenino, que estuvo en funcionamiento durante 3 anos, hasta 2007(mas informacion sobre esta iniciativa se puede consultar en Figueroa-Domecq, De la Fuente-Cabrero y Segovia-Perez, 2011).

    Por tanto, el objetivo del presente estudio es analizar el efecto que una medida de apoyo a la financiacion del emprendimiento femenino tiene sobre el mismo, y si su existencia tiene una influencia positiva en las actividades de emprendimiento, en funcion del numero y la cuantia de proyectos financiados.

    El trabajo se ha dividido en cuatro partes. Tras la introduccion, la revision de la literatura circunscribe la investigacion en el ambito de la financiacion y el emprendimiento, ademas de constatar que el objetivo del articulo se encuentra en linea con las publicaciones internacionales de este ambito de estudio. Dicha revision tambien permite el planteamiento de hipotesis. A continuacion, se describe la metodologia y se continua con la presentacion de los resultados. Por ultimo, se plantean las conclusiones y las implicaciones desde el punto de vista del apoyo institucional al emprendimiento femenino.

  2. Revision de la literatura

    Las variables que explican el desarrollo y el interes por el emprendimiento determinan a su vez las razones de una menor presencia de la mujer emprendedora y las caracteristicas de su financiacion. En todos y cada uno de los modelos analizados, son dos los ambitos basicos de consideracion: el personal y el ambiental, ambos directamente relacionados, ya que la evaluacion del emprendimiento debe tratar de recoger el complejo sistema de relaciones que se ponen en marcha a la hora de emprender (Brush et al. 2009; Bourne, 2009).

    La totalidad de los trabajos consultados (Navarro et al. 2010; Hughes, 2003; Alvarez y Otero, 2007; Brusch et al. 2009; Pinillos, 2010; Bourne, 2009; Moriano, 2005; Garcia et al. 2010) relacionan la actividad emprendedora con factores contextuales (aspectos economicos, sociales, politicos, financieros, legislativos, entre otros); valores personales o demograficas de los emprendedores (el sexo, la edad, el nivel de educacion, el capital humano, el capital social, las redes sociales, el estatus laboral, etc.); y factores cognitivos o de percepcion (auto-confianza, el reconocimiento de oportunidades, el nivel de tolerancia al riesgo y otros). Por tanto, la capacidad para emprender es un fenomeno multidimensional, que abarca un abanico bastante amplio de disciplinas como la economia, la psicologia y la sociologia, entre otras (Gartner, 1990). (en Garcia et al. 2010).

    En este sentido, tiene especial interes el Modelo de las 5 M's desarrollado por Brusch et al. (2009). Sobre la base del modelo de las 3 M's de Bates et al. (2007), en el que se destaca la importancia del acceso a los mercados (Market), dinero (Money) y capacidades de gestion (Management), se anaden otras dos de suma importancia. Es el caso de la estructura familiar (Motherhood) y el entorno economico, politico y social de apoyo a la mujer emprendedora (Meso/Macro environment). En referencia a una de las 5M's, dinero (money), las restricciones de capital han sido uno de los factores que habitualmente se han senalado como determinantes de la probabilidad de tener un negocio propio (Dunn y Holtz-Eakin, 2000; Johansson, 2000; Blanchflower y Oswald, 1998). El argumento planteado es que puede haber individuos que, aun queriendo establecerse por su cuenta, no pueden hacerlo debido a la falta de recursos financieros. Por lo tanto, cabria esperar que en la medida en que las restricciones de capital sean menores, mayor sea la probabilidad de que un trabajador lo sea por cuenta propia (Alvarez y Otero, 2007).

    Tradicionalmente se ha esgrimido el argumento de que la mujer tiene menos posibilidades de acceso a este tipo de financiacion. Ello ha sido y sigue siendo asi dependiendo del marco legal de las naciones, del trasfondo cultural y del estatus socio-economico y profesional del propio colectivo femenino,. La razon es que en la mayoria de sociedades, ha existido, y en algunas todavia existe, un desfase en la incorporacion de la mujer al mundo laboral, lo cual ha limitado su disposicion de recursos en general. La situacion esta cambiando rapidamente y no hay duda de que se avanza en la creacion de canales especificos para ayudar a la mujer emprendedora, asi como en la igualdad en el trato en las instituciones financieras. La menor disponibilidad de recursos en este colectivo puede condicionar la consecucion de prestamos, y esto es asi mas por no poder aportar las garantias requeridas que por el hecho de ser mujer (Navarro et al., 2010).

    Tradicionalmente, los investigadores han considerado que las mujeres eran discriminadas o recibian un trato desigual por parte de las instituciones financieras, y que esta discriminacion estaba basada en una vision anticuada de los roles de genero (Buttner, E. H, Rosen, B, 1989; Goffee y Scase, 1983). Sin embargo, revisando la literatura mas reciente sobre genero y financiacion, lo que se desprende de la misma es que no parece haber discriminacion directa por parte de las entidades financieras (Buttner y Rosen, 1988) aunque invariablemente las mujeres acaban teniendo menor acceso a financiacion externa (Navarro et al., 2010). En las investigaciones consultadas, no solo se han identificado dificultades para encontrar financiacion, sino tambien diferencias en cuanto al monto total financiado. Algunos estudios muestran que es la propia mujer la que tiende a solicitar menos prestamos personales, debido a las menores necesidades de capital de sus negocios, a su reticencia a la financiacion externa (Williams y K'nlfe, 2012) y a la falta de confianza en obtener dichos fondos (Roper y Scott, 2009). Segun datos de GEM 2009, en 2008 el 33,9% de las mujeres solicitaba financiacion externa, frente al 36,5% de sus homologos masculinos. Asi, los hombres accedian en porcentaje mayoritario a prestamos bancarios (74,7%) frente a las mujeres (65,8%), mientras que las mujeres se financiaban en mayor medida a traves de ayudas de familiares y amigos (14% frente al 11,2% de los hombres).

    La cuestion es, por tanto, si estas...

To continue reading

FREE SIGN UP