Los bancos evaden la crisis: los bancos de la región perdieron poco de su lustre durante la recesión. Ahora las instituciones financieras globales ven a sus operaciones regionales como fuentes de oportunidad.

Author:Buchanan, Ronald
 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

En el pasado, una crisis financiera global que involucrara a América Latina y a los gigantes de la banca estadounidense y europea hubiera provocado una tempestad en el hemisferio sur y un rescate internacional.

Pero la crisis financiera que comenzó en 2008 no siguió ese patrón. Wall Street no resolvió la crisis, la provocó.

América Latina y sus bancos, lejos de ser el centro de la crisis, fueron un refugio.

Al mantenerse al margen de las hipotecas de alto riesgo y los instrumentos financieros exóticos, los bancos en la región salieron relativamente bien parados del peor desastre bancario desde los años 30.

La crisis global está lejos de haberse resuelto (si quiere comprobado, busque "Grecia" en Google) pero las filiales bancarias en América Latina ya atraen buenos comentarios por su moderación en los negocios, sus balances contables conservadores y sus sólidas reservas.

Las filiales latinoamericanas de los grandes grupos bancarios globales (Santander, BBVA, Citigroup, Scotiabank y HSBC) han despejado cualquier duda acerca de su importancia para sus casas matrices. En muchos casos son incluso las fuentes de ganancias más seguras. Además, el mercado latinoamericano gana en atractivo a medida que los gobiernos de los países industrializados intentan revivir sus economías.

"HSBC está comprometido con los mercados emergentes", dijo Boy Caple, portavoz de HSBC Latinoamérica y el Caribe.

Fundado en 1865 como el Hongkong Shanghai Banking Corp., HSBC (actualmente basado en Londres) es hoy la institución financiera más grande del mundo.

Con raíces en la banca occidental y oriental, HSBC está redoblando su esfuerzo en otros mercados emergentes.

"Somos testigos de un cambio en el motor del crecimiento mundial, que antes era estimulado por los países industrializados y ahora es impulsado por los mercados emergentes", dijo Caple. "A largo plazo, estos mercados de crecimiento rápido promoverán la mayor parte de la demanda de productos y servicios, inclusive la del sector financiero".

El HSBC es una de las cinco principales instituciones bancarias en México, Brasil, Perú y Panamá. Es la sexta en Argentina.

Esto no significa, sin embargo, que América Latina no tenga problemas. Quizás la región ya no contraiga pulmonía cada vez que Estados Unidos estornuda, pero lo más probable es que se sienta algo indispuesta. Mientras que los bancos en América Latina tuvieron un año aceptable en 2009, los mercados locales en su...

To continue reading

FREE SIGN UP