La explosión del comercio electrónico: las tiendas online al igual que las tradicionales cada vez recurren más a plataformas fáciles de usar, aplicaciones para celulares y ventas internacionales en su competencia por el creciente volumen de comercio electrónico.

Author:Newbery, Charles
 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

Para muchos consumidores ver el zapato que les gusta en una revista, un cartel o en el pie de otra persona puede ser excitante. Pero cada paso que tienen que dar para comprarlo, desde desplazarse hasta el comercio, hallar un lugar para estacionar, encontrar el talle en stock, y luego hacer fila para pagar, puede resultar una molestia.

Ahora la experiencia puede ser diferente. Ingrese en Netshoes, un negocio online de productos deportivos. La empresa con sede en Sao Paulo lanzó en el 2013 una aplicación para encontrar el artículo a partir de una foto que suba el usuario desde su smartphone. La aplicación ubica el modelo y le facilita al usuario comprarlo en un solo click, además de incluir el envío a domicilio. Esto es lo más reciente en tecnología que se encuentra en América Latina en momentos en que los minoristas online compiten cada vez más con los negocios tradicionales, de marcas locales o extranjeras, por un creciente volumen de comercio electrónico.

Agregar nuevas aplicaciones e incorporar tecnología "contribuye a generar tráfico comercial y lograr una mayor vinculación", dijo Nico Berman, socio de Kaszek Ventures, una firma de capital de riesgo con participación en portales de comercio electrónico de América Latina, incluido Netshoes, el motor de búsquedas ComparaOnline para comparar precios, y el servicio de gastronomía PedidosYa. "Cuando ves que el servicio es mejor y tiene mejores aplicaciones, regresas".

Esta es razón suficiente para que los comerciantes inviertan en tecnología. Las ventas online están creciendo de manera sostenida conforme se amplían las conexiones de banda ancha, crece la clase media y más consumidores optan por hacer compras de manera simple, buscando precios más bajos y accediendo a una mayor selección de productos que la que les puede ofrecer un comercio tradicional.

Forrester Research estima que las ventas online en Argentina, Brasil y México, los tres principales mercados de la región, habrán aumentado más del doble para el 2018, a US$47.000 millones, desde casi US$20.000 millones en el 2013.

La competencia crece al mismo ritmo. Vendedores online como MercadoLibre se lanzaron a fines de los 90, pero el crecimiento recién cobró ritmo diez años más tarde con el ingreso de minoristas tradicionales que contribuyeron a aumentar la confianza en el comercio online.

El crecimiento más dinámico se produjo en Brasil. "Los minoristas tradicionales se percataron en seguida de que el comercio...

To continue reading

FREE SIGN UP