Determinantes de la competitividad internacional en la industria farmaceutica.

Author:D
 
FREE EXCERPT

Introducción

La industria farmacéutica se distingue por su gran tamaño, alto crecimiento (Pignarre, 2005), la globalización de su cadena de suministros (Dhanaraj y Parkhe, 2006) y su innovación intensiva (Gambardella, Orsenigo y Pammolli, 2001; Pattikawa, 2007). Actualmente es un sector en pleno proceso de reinvención, en el que resultan de gran importancia las ayudas a la innovación, la gestión de alianzas comerciales, el desarrollo y profundización de conglomerados o "clusters", los modelos de apoyo en países emergentes, los aspectos legales tanto a nivel nacional como internacional, entre otros (Deloitte, 2006, Ketelhohn y Renko, 2002). Es evidente que la industria farmacéutica representa un claro sector de crecimiento estratégico para muchos países debido a su capacidad de innovación, creación de riqueza y desarrollo social (The Allen Consulting Group, 2006).

Desde una perspectiva histórica, la industria farmacéutica ha sufrido una radical reestructuración desde la década de 1980. Según Bránnback, Hyvónen, Raunio, Renko y Sutinen (2001) y The Allen Consulting Group (2006), la industria farmacéutica lidera en la actualidad el desarrollo de las aplicaciones biotecnológicas, factor que, conjuntamente con la Investigación y Desarrollo (I & D) de medicamentos, ha conformado un nuevo paradigma. Aunque la industria farmacéutica a nivel global es dominada por grandes empresas multinacionales como Pfizer, GlaxoSmithKline y Novartis (Jiang, 2005), estas empresas poseen relaciones estratégicas con empresas más pequeñas, sea en tanto la provisión de materias primas, empaque de productos, distribución, el control de calidad, la producción general y especializada y servicios de marketing (Dunning, 1981; Gilbert y Rosenberg, 2004; y Corstjens, 1991) con el fin de reducir los costos operacionales y administrativos (Wiklund y Shepherd, 2009) y mejorar su competitividad (Pignarre, 2005; Taggart, 1993).

Algunos autores han indicado la necesidad de establecer cuáles son los determinantes de la competitividad de esta industria (Chen, 2006; Navarro Espigares y Hernández Torres, 2007; The Allen Consulting Group, 2006; GlaxoSmithKline, 2004). Aunque algunos de estos estudios han presentado hallazgos sobre determinantes de competitividad en la industria farmacéutica, ninguno lo hace desde un punto de vista integral. La mayoría de los estudios abordan instancias particulares en contextos específicos, más que asociada a estudios de carácter global o internacional. Por ejemplo, Chen (2006) estableció que algunos determinantes para la competitividad son la investigación científica, la capacidad de innovación tecnológica, la disponibilidad, la calidad de la formación académica universitaria y las asociaciones estratégicas entre empresas. Por su parte GlaxoSmithKline (2004), indicó que las condiciones regulatorias, un fuerte marco legal sobre la propiedad intelectual, la provisión de un clima fiscal/económico atractivo, la disponibilidad de capital especializado, la asociación entre la industria y el gobierno y el acceso a destrezas, calidad de la ciencia y la investigación clínica son algunos de los factores asociados con el nivel de competitividad.

Hoy en día, la industria farmacéutica es parte de un sistema o redes que involucran una gran variedad de actores: diferentes tipos de empresas, organizaciones de investigación como universidades y centros de investigación pública y privada, autoridades regulatorias, gobiernos, sistemas de cuidado de salud, médicos, entre otros (Byrne, 1993; David y Grindley, 1998; Franque, 1999). Estos actores se unen a través de una red de relaciones de diferentes tipos de organizaciones, sugiriendo que la competitividad de la industria no tan solo se ve en términos de las firmas individuales sino también de un conjunto más amplio de factores. Es por esta razón que resulta indispensable identificar los factores que determinan su competitividad.

Fundamentos Teóricos

La teoría económica y los estudios sobre la decisión de localización de la inversión directa extranjera sugieren que la principal consideración para que una compañía invierta en un país extranjero es que la tasa de rendimiento sobre la inversión en la localización favorecida exceda la tasa esperada de rendimiento en localizaciones competidoras (Ricardo, 1817; Dunning, 1993). Esto significa que en general la empresa invierte en el extranjero con el fin de acceder a: (1) localizaciones a bajo costo, (2) recursos y destrezas especializadas, y 3) demanda de mercado (The Allen Consulting Group, 2006).

Típicamente las decisiones de inversión involucran una mezcla de dos tipos de recursos: 1) recursos generales y 2) recursos especializados. Por lo general, los recursos generales son aquellos recursos que por su naturaleza son invariables a través de diferentes localizaciones. Por su parte, los recursos especializados pueden variar a través de las localizaciones como también el conocimiento tácito de las personas adiestradas. Sin embargo, en la industria farmacéutica se requiere una mezcla de factores generales y factores especializados por lo que se requiere métodos más complejos para determinar las decisiones de inversión que a su vez impactan el nivel de competitividad.

En el caso de las inversiones dominadas por recursos especializados, las compañías de inversión podrían necesariamente enfocarse en las características como la disponibilidad, la calidad y la productividad de los recursos especializados. Aunque los costos son importantes, contrario a las inversiones dominadas por factores generales, los costos no son la principal razón de inversión. Desde un punto de vista de países actuales y potenciales, la inversión y la construcción de la capacidad en los recursos especializados requeridos por la industria es central en la atracción y retención de la inversión (The Allen Consulting Group, 2006).

En este sentido, la generación de atractivos para la inversión extranjera representa en la actualidad uno de los principales objetivos de la industria farmacéutica, en relación a lo cual resultan condicionados tanto el diseño, la estructura y aspectos estratégicos iniciales de cualquier entidad comercial (Van Pottelsberghe de la Potterie y Lichtenberg, 2001; Young, Hood y Peters, 1994).

La industria farmacéutica en el contexto actual e internacional

La industria farmacéutica es dominada por empresas de las naciones desarrolladas (Deloitte, 2006). Ese poder se refleja en su intervención en el mercado internacional y en el desarrollo de la innovación. Con ventas de 170,000 millones de dólares en el mundo (OECD, 2008), el sector mantiene un crecimiento consistente, especializado por una competitividad oligopólica de algunos intereses particulares: 23 compañías controlan cerca del 50% del mercado mundial (Bránnback, Hyvónen, Raunio, Renko y Sutinen, 2001; The Allen Consulting Group, 2006).

Desde la década de 1990, y con una presión para mejorar su competitividad, se observa crecientes flujos de la IDE en el sector farmacéutico (Lippoldt, 2006). Esto, por supuesto, se relaciona con un continuo proceso de reestructuración, principalmente en las actividades de fusión y adquisición (Ketelhohn, 2002). Las fusiones y adquisiciones entre empresas farmacéuticas conllevan varios efectos beneficiosos en términos de competitividad en el ámbito global, siendo los principales la reducción de los elevados costos de I & D, el logro de economías de escala, el aumento de la capacidad de transferencia tecnológica (Lee y Mansfield, 1996; Mansfield, 1994), capacidades organizacionales (Ketelhohn, 2002; Robbins Roth, 2000) y acceso a mercados (Bránnback y Renko, 2002). Por su parte, Fai (2003) establece que la competitividad está focalizada en la I & D, el cual representa el 12% de los ingresos de la industria, por razón del régimen de patentes y los procesos de comercialización.

La industria farmacéutica tiene unas características estructurales y funcionales que le permiten diferenciarse de otros sectores tanto a nivel local como internacional. Algunas de estas características son: (1) tiene un mercado mundial y altamente fragmentado (The Allen Consulting Group, 2006), (2) alta dependencia de la ciencia y la...

To continue reading

FREE SIGN UP