La hora del vino en Mendoza: la baja de ventas de vino a nivel global no desalentó a Diageo, la compañía de bebidas más grande del mundo, que subió su apuesta a largo plazo en Mendoza, con su clima ideal y su varietal estrella, el Malbec, según informa desde la provincia de Mendoza Juan Pedro Tomás.

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

Aunque el mal tiempo y la caída de la economía mundial hicieron mella en la industria vitivinícola durante el año pasado, Diageo, dueño de algunas de las marcas de bebidas más famosas del mundo, aun pudo saborear su inversión de $14 millones para expandir su producción en Argentina.

La nueva bodega de vanguardia de Diageo, Finca Agrelo, fue inaugurada en la provincia de Mendoza a fines de 2009 se sumó a la participación de la empresa en Navarro Correas, la productora vitivinícola premium argentina que Diageo adquirió en 1996.

Finca Agrelo es parte de la apuesta de Diageo de combinar sus marcas de bebidas alcohólicas reconocidas internacionalmente y su mercadeo global con el éxito creciente de los vinos argentinos.

"Nuestra idea con Navarro Correas es que esta joya argentina continúe creciendo, en primer lugar en Argentina, y luego fortalecer su distribución en países en los que Navarro Correas puede tener éxito", explicó Ed Pilkington, director de mercadeo e innovaciones de Diageo para Latinoamérica y el Caribe.

La compañía resaltó que la nueva bodega fue la única inversión que Diageo realizó en América Latina, lo que subraya su confianza en los vinos de Mendoza.

"Hasta ahora, los resultados de estas inversiones en la marca Navarro Correas han sido sumamente positivos", dijo Pilkington.

Aunque Argentina es el quinto productor de vinos del mundo, tradicionalmente la mayor parte de su producción fue de consumo local. En los últimos 20 años, este patrón cambió cuando los productores vitivinícolas argentinos empezaron a imitar a sus vecinos chilenos, modernizaron la producción y crearon vinos atractivos para los paladares y bolsillos internacionales. La competencia es intensa, con viñateros de Europa y del llamado Nuevo Mundo (Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, además de Chile) en busca de consumidores.

El Malbec, estrella de los tintos, es el impulsor de las exportaciones argentinas de vinos. En 2008, las ventas de Malbec en Estados Unidos crecieron más del 60 por ciento. Este varietal tinto fue el responsable de un tercio de todas las exportaciones de vinos argentinos embotellados en 2009 y del 45 por ciento de los valores de exportación, unos $230 millones, según Caucasia Wine Thinking, una consultora de vinos con sede en Mendoza. Inversionistas chilenos, estadounidenses y europeos han comprado marcas y viñedos de Argentina, que cuenta con unos 400 productores de importancia. El Consejo Empresario de...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS