Chile: una estrella con sus desafíos: mimado por los inversores extranjeros desde hace mucho tiempo, Chile goza de excelentes posibilidades de crecimiento pero también enfrenta algunos desafíos importantes, particularmente en lo que se refiere al abastecimiento y costo de la energía.

Author:Bradley, Ruth
 
FREE EXCERPT

SANTIAGO -- A Sebastián Piñera, un ex hombre de negocios y presidente de Chile desde marzo de 2010, no le gusta perder tiempo. Y eso es lo que cree que Chile estuvo haciendo antes de elegirlo presidente.

"Chile estaba durmiendo una siesta", dice. Tras la rápida expansión del país en la década de 1990, el crecimiento económico se enfrió. La campaña de Piñera prometió un cambio: puso como objetivo obtener tasas de crecimiento anual promedio de 6 por ciento durante sus cuatro años de gobierno y dejar a Chile listo para convertirse en un país desarrollado en 2018.

Y, por ahora, todo marcha bien. El país se está recuperando rápidamente del impacto de la recesión internacional y del terremoto de febrero de 2010 en el centro y sur del país. El crecimiento económico fue de 5.2 por ciento el año pasado (menor que el de Brasil, Argentina y México pero aún así una de las tasas más altas de la región) y, según el Fondo Monetario Internacional, llegará a 6 por ciento este año. En parte, Chile está recuperando lo que perdió en 2009, cuando su PIB se contrajo 1.7 por ciento y, con las tasas de interés en subida pero llegando apenas a un nivel neutral, el gasto del consumidor está expandiéndose con fuerza. Todo esto, combinado con una inflación en alza y una economía que ha vuelto a su capacidad máxima, ha despertado temores acerca de un posible recalentamiento de la economía.

Sin embargo, indicando un mayor crecimiento futuro, la inversión creció 18.8 por ciento el año pasado y, según el Banco Central crecerá otro 13.9 por ciento este año hasta llegar a alrededor del 30 por ciento del PIB. En un intento por consolidar esta tendencia, d gobierno de Piñera anunció una serie de medidas para facilitar los negocios, particularmente para las pequeñas y medianas empresas (PyMES) y para los nuevos emprendimientos.

Según la encuesta Haciendo Negocios 2011 del Banco Mundial, abrir un negocio lleva 22 días en Chile, mientras que en los Estados Un]dos lleva apenas seis. El gobierno busca reducir ese tiempo a uno o dos días. Una nueva ley, implementada en enero para simplifica los gobiernos locales y los impuestos, es d primer paso en esa dirección. Otras medidas prometidas por d gobierno ayudarían a agilizar las operaciones de importación y exportación.

Pero estos son sólo detalles, dicen los críticos, quienes señalan que estas medidas se apoyan sobre las bases establecidas durante los últimos 20 años por cuatro gobiernos consecutivos de la Concertación, una coalición de centro-izquierda que mantuvo en su mayor parte el modelo de libre mercado introducido por la dictadura de 1973 a 1990 del general Augusto Pinochet, y estableció la política fiscal anticíclica que sirve de base al ya tradicional manejo macroeconómico prudente de Chile.

La estabilidad de las políticas más allá de quién gobierne es precisamente una de las razones por las cuales Chile atrae a los inversores."Envidio a Chile por Piñera pero también por [sus predecesores] Lagos y Bachelet", dice d emprendedor argentino Wenceslao Casares.

Después de fundar y vender el portal financiero Patagon en la década de 1990, Casares ha hecho varias inversiones en Chile.

"Es un país donde uno siente que se pueden hacer cosas", afirma.

UNA BASE SÓLIDA

La estabilidad de las políticas en Chile ha sido clave para un programa de concesión de obras públicas en el que, durante los últimos 20 años, empresas privadas, mayormente extranjeras, han invertido alrededor de $11,500 millones, mejorando las autopistas y los aeropuertos de forma radical. En estos proyectos, los inversores recuperan su capital a lo largo de un período de 30 años, por lo que la confianza en la estabilidad de las políticas es crucial, dice Luis Miguel de Pablo Ruiz, gerente general en Chile de la rama de concesiones del grupo constructor español OHL."Como sociedad público-privada, el sistema de concesiones ha sido un éxito...

To continue reading

FREE SIGN UP