Cuesta abajo el cacao en Brasil.

Author:Honor
Position:Incluye art
 
FREE EXCERPT

LONDRES--Un nubarrón gris se cierne sobre las plantaciones de cacao en Brasil. Aunque la producción mundial cobra impulso, y los precios suben, el mayor productor de cacao en América Latina está a la zaga.

En la cosecha de 1995-96, en Brasil se cosecharon 226.000 toneladas métricas (TM) de granos de cacao, menos de las 400.000 de mediados de los años 80. Los productores brasileños creen que la cifra bajará todavía más, a 141.000 TM, en esta cosecha. En 1993, Ghana desplazó a Brasil del puesto de segundo productor de cacao del mundo, detrás de Costa de Marfil.

El valor de las exportaciones brasileñas de cacao descendió a US$38 millones la cosecha pasada, y este año podría convertirse en importador neto. "La situación es muy grave", afirma el doctor Allan Brewer, analista de la Organización Internacional del Cacao (OIC), grupo de países exportadores y productores, con sede en Londres.

Ningún otro país productor de cacao en América Latina enfrenta las mismas dificultades. Ecuador tuvo un año excelente en la cosecha de 1995-96, al elevar su producción en 25%, a 100.000 TM. Otros países mantienen su producción más o menos estable: República Dominicana (55.000 TM), Colombia (50.000 TM), México (41.000 TM) y Venezuela (16.500 TM). Los productores menores, como Honduras y varias islas del Caribe, producen entre 1.000 y 5.000 TM al año.

Pero los corredores de bienes básicos en Londres y Nueva York prestan poca atención al resto de América Latina, al que consideran "relativamente insignificante". Tienen la mirada puesta en Brasil, y su diagnóstico está lejos de ser alentador.

La escoba de brujas, una plaga del Amazonas, sigue devastando las plantaciones de cacao. Ni siquiera las técnicas recomendadas de poda logran contener su avance. Con los precios todavía por debajo de su máximo, alcanzado a mediados de los años 80, y con una moneda fuerte que sube los costos relativos en el país, los agricultores brasileños difícilmente pueden pagar pesticidas y otros productos químicos para sus cultivos. Muchos han abandonado la tierra o ahora la dedican a la ganadería. La larga sequía que sufre Bahía, el principal estado productor de cacao, agrava las cosas.

La producción brasileña ha descendido tanto que el país debe importar cacao para mantener funcionando sus instalaciones de procesamiento. Se ha firmado un contrato con Indonesia para recibir 15.000 TM de granos, y los analistas calculan que el total de importaciones podría superar las 20.000 TM este año.

...

To continue reading

FREE SIGN UP