El costo de vivir en peligro.

Author:Price, John
Position:Costo econ
 
FREE EXCERPT

Ante la Cumbre de Viajes y Turismo Global en Las Vegas en mayo de este año, el presidente mexicano Calderón apuntó: "Vi a miles de personas disfrutando de sus vacaciones de primavera en México. Entiendo que en vez de disparos recibieron shots de tequila, muchos tragos".

Sus palabras, cuya intención fue seguramente inocente, no fueron bien recibidas por mucha de la gente que ha perdido familiares y amigos a causa de la violencia mexicana. El comentario no es solamente un paso en falso en sus relaciones públicas. Refleja la falta de conexión entre una elite con guardias armados que desestima la importancia de la violencia y la mayoría de la población, expuesta a las mayores tasas de delitos violentos del mundo.

Con algunas excepciones notables, como Colombia y Perú, la violencia se ha hecho más común en América Latina desde la década de 1980. Frustrados por el implacable crimen organizado, la mayoría de los líderes políticos y gran parte de la clase de negocios han pasado a aceptar la violencia como parte de sus vidas y han redoblado sus esfuerzos por desarrollar sus empresas y la economía en general. Pocos líderes políticos en América Latina entienden hasta qué punto la violencia obstaculiza el desarrollo económico.

América Latina no es monolítica en d tema de la violencia. La región incluye algunas de las naciones más violentas del mundo, como El Salvador, Honduras, Jamaica, Guatemala y Venezuela, pero también algunos de los destinos más seguros como Chile, Uruguay, Cuba y Argentina. A pesar de la horrible violencia de los carteles en el norte de México, el país aún tiene una tasa de homicidios (18 por cada 100,000 personas) más baja que la de Brasil (22) o incluso que Colombia (35) tras su enorme mejora, según las estadísticas nacionales más recientes (2008 o 2009).

La violencia implica costos tanto directos como indirectos para una economía en desarrollo. Los costos directos son lo que se incluyen de manera típica en cualquier calculo del costo del delito. Las estimaciones dicen que los costos en 2010 fueron de 8 por ciento del PIB, u $80,000 millones. Eso es 3.2 veces el volumen de las remesas entrantes ($25,000 millones), cuatro veces más que la inversión ex-tema directa estimada ($20,000 millones), 3.33 veces las exportaciones de petróleo de...

To continue reading

FREE SIGN UP