El Corazon del Latin Dollar.

 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

El segundo pilar para el crecimiento hasta 2014 es el sector financiero porque tiene una ventaja competitiva sostenible. El Centro Bancario lo conforman 19 entidades panameñas y 60 extranjeras, que con cerca de 20.000 empleados manejan casi US$70.000 millones en activos y cerca de US$29.000 millones de depósitos nacionales.

"El sector bancario es de muy buen tamaño, ha tenido un impacto enorme en la imagen de Panamá, en financiar nuestro crecimiento y es un componente sine qua non para nuestra estrategia de desarrollo", señaló el Ministro de Comercio e Industrias Roberto Henríquez.

Son la fuente de financiación de acceso rápido para el sector privado y para apoyar el plan de financiación de inversiones que vale US$13.600 millones para los próximos cinco años y de los cuales US$9.600 millones se destinarían a infraestructura, casi el doble de lo que cuesta la ampliación del Canal.

Pero además el Centro Bancario puede expandirse porque tiene una importancia regional crucial. Como lo explica el Ministro, le sirve a América Latina, es el corazón del movimiento del Latin Dollar. Lo relevante de este hecho se comprobó en la crisis financiera internacional de 2009. En ese año los activos de los bancos en Panamá aumentaron. "Nuestro Centro Bancario se ve estable. Buscan a nuestro país como un refugio de estabilidad. Es un activo importante", afirmó.

El momento de mayor crecimiento del sector financiero en el Istmo ocurrió en la década de los años setenta cuando se decidió establecer el Centro Bancario Internacional. Ahora crece a menor ritmo, quizás, pero ya vale 8% del PIB, según la Contraloría General de la República, cuando en América Latina pesa apenas la mitad, 4,4%.

Lo próximo será que con la ratificación de los 12 acuerdos para evitar la doble tributación que ya firmó Panamá además del Tratado de Intercambio de Información Fiscal con los Estados Unidos, la OECD pueda certificar plenamente al Centro Bancario.

MIGRACIONES: EL PODER DE LA GENTE

En un jueves cualquiera a las diez de la noche no es fácil encontrar un sitio libre en los diez mejores restaurantes de Ciudad de Panamá. En esas mesas hay siempre discusiones animadas y platos cada vez más sofisticados. También, muy rápido se percibe que el idioma más usado es el español con acento. Acento inglés y europeo, pero también mexicano, venezolano o colombiano.

Panamá, como Canadá, se está construyendo con olas migratorias cada vez mejor...

To continue reading

FREE SIGN UP