Un continente lejos del centro: Desde Cuba hasta Paraguay hay mas mandatarios en los extremos que presidentes moderados.

Author:Jensen, Muni
 
FREE EXCERPT

Los lideres de America Latina hoy ocupan toda la gama del espectro ideologico. Desde Cuba hasta Paraguay hay mas mandatarios en los extremos que presidentes moderados. Quiza sea un reflejo de la comente mundial de radicalismo que empieza a poner en cuestion el futuro de la democracia como la conocemos, pero para la region, cuyas democracias son nuevas, fragiles y en algunos casos inexistentes, es un fenomeno preocupante. En un ano de elecciones importantes como fue el 2018 ya aparecen algunas senales que marcaran el futuro politico de la region en la proxima decada.

Los nuevos presidentes de Mexico y Brasil, cada uno desde su esquina ideologica, acapararon toda la atencion de fin de ano. Sin embargo, la reciente cumbre del G-20 y la Iberoamericana se celebraron sin AMLO ni Bolsonaro. Los dos personajes mas importantes de America Latina no se habian posesionado.

Con estos triunfos, la politica tradicional dejo de existir en America Latina. En las cuatro elecciones democraticas de 2018 quedo claro que el exito electoral se logra a pesar de los partidos, y no gracias a ellos. La fragmentacion del PRI, PAN, y PRD en Mexico, el colapso del PT por el escandalo de corrupcion en Brasil, la reinvencion del Centro Democratico y las fronteras borradas del bipartidismo en Colombia, el refaccionamiento del partido Colorado en Paraguay, y el desdibujado peronismo argentino, son evidencia de la erosion colectiva de los mecanismos tradicionales de gobierno.

Los candidatos de corte independiente, que lograron llegar al corazon los votantes excluidos son los que se sentaron en las casas de gobierno. Los grandes triunfadores desde antipodas ideologicas lograron incendiar a los enojados con tacticas similares que van mas alla del simplista rotulo de populistas. AMLO, parado en su tribuna de izquierda, y Bolsonaro como vocero del hartazgo de la clase media con el crimen y la corrupcion, armados con movimientos en vez de partidos, tocaron con exito las fibras de la calle. En otros paises los candidatos vestidos de outsiders ganaron terreno y en varios casos hicieron tamblaear a los partidos oficiales. En Costa Rica gano en segunda vuelta el rockero y exministro oficialista Carlos Alvarado, quien casi pierde contra un evangelico que gano puntos en las encuestas con ataques al matrimonio igualitario. En Paraguay ganaron la pelea los mas conservadores, con Mario Abdo, antiaborto y antigay, hijo del secretario privado del exdictador Stroessner, que aun...

To continue reading

FREE SIGN UP