ConnectAmericas y grandes compradores: se unen para apoyar a las PYMEs.

Autor:Opertti, Fabrizio

Cómo ayudar a las pequeñas y medianas empresas latinoamericanas a ingresar en las cadenas globales de valor mediante el contacto con compañías de gran escala. Este es el objetivo del programa "Made in the Americas", del Banco Interamericano de Desarrollo.

Para ingresar en las cadenas de valor globales, las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) deben cumplir con estándares y prácticas internacionales que suelen ser muy exigentes. Pero ahí es que, justamente, se encuentran las grandes oportunidades.

Según la publicación "A la conquista de los mercados mundiales" del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), vale la pena hacer un gran esfuerzo porque existen excelentes beneficios para aquellos pequeños y medianos productores que logran insertarse en los mercados internacionales de alto valor. Las autoras del estudio, Reena Gordon y Kati Suominen, mencionan, por ejemplo, que las PYMEs internacionalizadas "emplean una mayor cantidad de trabajadores, pagan mejores salarios y tienen un mayor volumen de ventas y una productividad laboral más alta que otras empresas comparables que no están vinculadas a esta actividad". Estas empresas logran realizar productos o servicios de mejor calidad y pasan a ser más competitivas.

El concepto de cadenas de valor se afianzó a principios de 1990 junto al fenómeno de la globalización. Lo difundió por primera vez Michael Porter (1985) y abarca todas las actividades asociadas a la concepción, producción, comercialización, consumo y derecho de un bien o servicio.

Otra reciente publicación del BID "Fábricas sincronizadas: América Latina y el Caribe en la era de las cadenas globales de valor", define el concepto de cadena global de producción como "un grupo de empresas en diferentes países que trabajan juntas--desde el diseño hasta la distribución de un producto--bajo la coordinación de una empresa líder que pretende minimizar los costos totales del sistema".

Entre sus ventajas--agrega el informe, coordinado por el economista Juan Blyde--se destacan "la reducción de los costos del comercio, reducción en los costos de transporte, auge de las empresas logísticas, menores costos de información y mejores comunicaciones, ejecución de contratos y derechos de propiedad intelectual".

Sin embargo, aún es baja la inserción de las empresas más pequeñas o medianas latinoamericanas y caribeñas en el escenario de la internacionalización productiva. Gordon y Suominen sostienen que solo el 13 por ciento de ellas exportan; y las que lo...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS