El cliche del decenio.

Author:Gutierrez, Santiago
 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACION OMITIR]

Si no se ponen prioridades mas precisas, el discurso sobre la necesidad de mejorar la educacion y la infraestructura de los paises se puede convertir en un eslogan inutil. Tres de los mejores economistas latinoamericanos, miembros del Consejo de Latin Trade, ofrecen soluciones concretas.

En 1960 la productividad de los trabajadores en Chile era 40 por ciento inferior a la de Australia, dice el profesor de la universidad de Columbia y exministro de Hacienda Andres Velasco. Hoy, algo mas de medio siglo despues, la relacion no ha cambiado. Chile sigue siendo 40 por ciento menos productivo que Australia.

?Como se cambia esa situacion? Casi todos los empresarios, los economistas, los gobiernos desde Mexico hasta el Estrecho de Magallanes repiten como mantra una formula: educacion e infraestructura. Consideran que mejorando esos dos aspectos se alcanzara una mayor productividad y, por esa via, el desarrollo de los paises.

Sin duda ambos elementos son importantes, pero la receta se convirtio hasta cierto punto en lugar comun, en el cliche latinoamericano. Es una indicacion tan general que pierde su valor para orientar la politica economica. ?Es mejor invertir en educacion primaria que en preescolar? ?Subsidiar uniformes escolares que desayunos en los colegios? ?Construir puentes que aeropuertos?

?Por donde empezar a usar los recursos finitos que tienen las naciones, para desatarse de la noria de productividad baja y crecimiento mediocre, y para llevarles los beneficios materiales del crecimiento economico a todos? Para encontrarle la punta a este ovillo, Latin Trade invito a los miembros de su Consejo de Economistas a discutir el problema.

MAS COMPETENCIA

Andres Neumeyer, economista jefe del Banco Central de la Republica Argentina, inicio el debate destacando que los cambios en la educacion toman mucho tiempo en reflejarse en el crecimiento. "Si yo le doy a todos los chicos de cinco anos en America Latina la misma educacion que en Europa y en Estados Unidos, voy a tardar 60 anos en cambiar toda la fuerza de trabajo", afirma.

Si bien considera que la educacion es indudablemente necesaria, estimo que se pueden acelerar sus resultados si se cambian los incentivos para las personas. "Hay que tomar en serio la competencia y la meritocracia en todos los aspectos de la economia". Quitar monopolios y otros elementos que afecten la competencia. Menciono como ejemplo, las investigaciones de Nicholas Bloom y sus colegas, que muestran...

To continue reading

FREE SIGN UP