CARTAS.

Position:TT: Letters. - Carta al Editor
 
FREE EXCERPT

No legalicen el veneno

La propuesta del editorial 'el fin de la guerra' (junio de 1999) es interesante: que el presidente Andrés Pastrana legalice las drogas en Colombia para detener la violencia. No obstante, opino que se trata de una perspectiva muy superficial de los problemas y de la historia de Colombia. El editorial no da ninguna razón que fundamente por qué la legalización eliminaría el impuesto de la guerrilla al procesamiento y la distribución de las drogas, y también a negocios legítimos en Caquetá, Putumayo y los llanos orientales. La legalización no afectaría la relación de la oferta y la demanda en los países consumidores (los precios se mantendrían altos), por lo que el negocio de las drogas seguiría siendo tan lucrativo como siempre. Los guerrilleros no tendrían mayor motivación para resolver sus diferencias con el gobierno, sobre todo porque controlan en la práctica las regiones antes mencionadas.

Hay que reconocer que el movimiento guerrillero y la violencia entre colombianos no comenzaron cuando la producción de drogas se convirtió en un medio de vida. Las raíces de esos males hay que buscarlas en 1948, en el Bogotazo [cuando el asesinato del candidato favorito a la presidencia desató una ola de violencia en la que murieron casi 300.000 colombianos]. A principios de los años 60, Manuel "Tirofijo" Marulanda, fundador y líder de las FARC, junto con varios sacerdotes y otros rebeldes, iniciaron su movimiento contra el gobierno, en una época en que las drogas no constituían un problema en Estados Unidos. Las repúblicas independientes de "El Pato" y "Marquetalia", en las selvas colombianas, datan de principios de los 60 y su 'razón de ser'...

To continue reading

FREE SIGN UP