La carne, ¿es la nueva banana?

Autor:Sutter, Mary

En ocasión de una cumbre de mandatarios en Madrid, la Unión Europea y el Mercosur se aprestan a intentar revivir un potencial acuerdo comercial entre ambos bloques, tras seis años sin negociar.

Pero los obstáculos aparecieron antes de que se hiciera un anuncio formal en la Cumbre Mercosur-Unión Europea en Madrid. Las diferencias de opinión sobre las políticas agrícolas surgieron antes de que los negociadores se sentaran a conversar.

Francia y otros nueve países presentaron una protesta formal a las conversaciones propuestas entre los 27 estados miembros de la UE y el Mercosur (formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

"Los intereses agrícolas estratégicos de la Unión Europea están claramente en juego", dijeron las 10 naciones en un comunicado emitido en la víspera de la cumbre que se realizó del 17 al 19 de mayo.

[GRÁFICO OMITIR]

En una entrevista previa con Latin Trade, Anne-Marie Idrac, secretaria de estado para el comercio exterior de Francia, expresó preocupación por las negociaciones.

"Las consecuencias podrían ser muy serias, sobre todo para los productores de carne de Europa", dijo Idrac, que promueve acuerdos comerciales bilaterales con cada uno de los países miembro del Mercosur (ver página 14).

Los temas agrícolas son a menudo definitorios para el éxito de los acuerdos de comercio. Brasil y Argentina son dos de los mayores productores mundiales de carne y sus exportaciones a la UE están restringidas por un sistema de cuotas. Mercosur ha pedido a los países europeos que bajen...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS