Banca y energia.

Author:Santos Arrarte, Jos
Position:ECONOM
 
FREE EXCERPT

Banca y Energía en España: biografías paralelas (pero menos)

Semejanzas estructurales

A pesar de las apariencias, el sector eléctrico y el sector bancario tienen grandes semejanzas:

* Ambos se caracterizan por su búsqueda obsesiva de la reducción de costes y del aumento de la productividad, con objeto de reducir el peso de sus servicios dentro del conjunto de costes de la economía real (energéticos, financieros, laborales, materiales y fiscales). Son sectores instrumentales para el conjunto y su eficiencia radica en dar el mayor servicio al menor coste, por lo que suelen ser de aplicación las economías de escala.

* Ambos quieren evolucionar a empresa multiservicios para amplia base de clientes. Por la dimensión de balances y de recursos generados y por la tendencia actual a crecer mediante filiales y participadas, cada empresa suele tener una importante cartera "industrial": en bancos y cajas, las inversiones de carácter permanente de más del 3% (con excepciones) de la empresa participada, cualquiera que sea su sector de actividad; en eléctricas, ampliando la generación y distribución de energía hasta los confines de las telecomunicaciones, inmobiliarias, y servicios profesionales.

* Ambos tienen su actividad regulada por el Estado; intervención que se justificaba antes en la necesidad de garantizar aspectos estratégicos del funcionamiento de la economía, y que ahora se funda en la defensa del consumidor nacional (modificación de la ratio legal que permite liberalizar parcialmente las reglas de juego). El concepto de la defensa del consumidor europeo se va alcanzando mediante recepción de las directivas comunitarias en los respectivos mercados nacionales (locales).

* Ambos vienen de un marco institucional en el que coexistían empresas públicas (de propiedad estatal total), semipúblicas (de propiedad estatal parcial y cotizadas en Bolsa), y semiprivadas (cotizadas en Bolsa, pero cuyas reglas y precios dependen de criterios políticos). El excesivo endeudamiento estatal, unido al cambio en la ratio legal, ha propiciado la gran desamortización de finales del siglo XX, ésta vez con el nombre de privatización. El marco institucional actual en España es de tipo semiprivado en ambos sectores, mientras que el de otros países europeos es todavía semipúblico en el sector eléctrico (Francia, Alemania, Italia, Portugal).

* Ambos sectores afrontan la constitución y desarrollo del mercado único europeo. Como se dice en Asturias, el marinero oye bramar las olas y el minero oye explotar la mina: incertidumbre y alianzas, hacen de lo transparente un...

To continue reading

FREE SIGN UP