Atreverse a innovar.

Author:Bustos,
Position::Entrevista
 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

CINCO GANADORES DE LOS PREMIOS BRAVO ANALIZAN PARA LATIN TRADE EL CONCEPTO DE INNOVACIÓN. CÓMO TRANSITAN LAS EMPRESAS EL CAMINO DEL CAMBIO Y PROTAGONIZAN LA AUDACIA DELA INNOVACIÓN. CUÁL ES EL MEJOR ENFOQUE ¿GRADUALISTA O DISRUPTIVO?

Pocos conceptos son tan centrales para el éxito de una empresa como la innovación. Asociada frecuentemente a los cambios tecnológicos o industriales, la innovación va más allá y atraviesa todas las áreas de gestión de una compañía. Puede haber innovación en el modelo de negocios, en los procesos administrativos, en el enfoque hacia nuevos mercados, en el diseño de un producto, en la capacitación de personal, en la relación con públicos conflictivos, y la lista sigue.

Nadie se le opone en la teoría aunque animarse a los cambios en la práctica conlleva una dosis de audacia y adrenalina que no toda organización se decide a transitar. Latín Trade buscó respuestas en ejecutivos que fojaron cambios profundos en sus empresas.

¿Cómo se recorre ese camino? ¿Cuál es el enfoque más válido? ¿Gradualista o dismptivo?

"Es un proceso permanente que debe abarcar a toda la organización", dice Juan Benavides, presidente de Afp Habitat, en Chile, y Premio Bravo 2012 a la Trayectoria como CEO por su gestión en Falabella. Para quien tuvo un extenso recorrido profesional en la cadena minorista--de nacimiento chilena pero ya una multilatina--"la innovación tiene que partir de una convicción profunda de que es el camino que lleva al crecimiento permanente".

La expansión de Falabella es un buen ejemplo de la convicción en las políticas innovadoras a la que hace referencia Benavides y de la voluntad de asumir riesgos. La empresa nació en 1889 como sastrería y hoy se ubica en el puesto 46 por ingresos en el ranking de las 500 principales firmas de América Latina, con presencia en cuatro países.

"Atreverse a cambiar es lo primero", resume Benavides, y, desde el otro extremo del continente, Ricardo Gutiérrez Muñoz, consejero del Grupo Kaluz, de México, se pronuncia en el mismo sentido. "Debemos aumentar nuestra capacidad para tomar riesgos", dice. "Los latinoamericanos no estamos tan mal (en cuanto a innovación)", pero hay que "entender que los rendimientos del capital ahora son más bajos de lo que eran en el pasado", con lo que aumenta la exigencia para ser creativos.

Kaluz--holding de Mexichem y Elementia--desarrolló un modelo de...

To continue reading

FREE SIGN UP