Espacio para crecer: puede que Brasil atraiga a la mayoría de los nuevos hoteles en la región, pero las marcas, los inversores y los operadores líderes se están expandiendo en ciudades clave de toda América Latina.

Author:Barnes, Taylor
 
FREE EXCERPT

RIO DE JANEIRO -- Mientras teclea en su BlackBerry durante una conferencia de inversores en Rio en el Copacabana Palace Hotel, la asesora neoyorquina en relaciones con los medios, Liz Cohen, se ríe cuando se le pregunta acerca de sus alternativas de alojamiento.

"Si una conferencia llena un hotel y hace que los precios de los hoteles cercanos se dupliquen, eso quiere decir algo", dice Cohen. Cuando Cohen hizo su reserva a principios de año para el evento, sólo quedaban disponibles las suites más exclusivas del Copacabana Palace. La ejecutiva optó por tomar una habitación en otro hotel.

Los visitantes como Cohen están transformando el mercado hotelero de Rio. En una ciudad conocida por el sol y la samba, los viajes de negocios representan alrededor de 50 por ciento de las estadías de hotel. La mitad de los viajeros son de São Paulo. Estos visitantes le están dando mayor impulso a la expansión del sector hotelero en Rio, una ciudad que se prepara para acoger dos grandes eventos deportivos.

"El foco está en América del Sur" para las inversiones y la actividad general del sector hotelero en América Latina, dice Scott Berman, director y líder del sector en Estados Unidos para el área de hospitalidad y tiempo libre de PwC US, la empresa de servicios de asesoría, impuestos y seguros. "Ochenta por ciento, quizás más aún, está en Brasil, a la espera de la Copa del Mundo [en 2014] y de las Olimpíadas [en 2016]".

La apuesta de la industria de la hospitalidad en Rio es alta.

"Entendemos que [estos eventos] son un trampolín para poner a Rio de Janeiro en el escenario del turismo mundial de una forma más consistente", dice Pedro de Lamare, presidente de SindRio, un sindicato de hoteles, bares y restaurantes. El turismo ya está en alza, una tendencia que Lamare atribuye en parte a las recientes iniciativas para combatir el delito por parte de la ciudad y del gobierno estatal.

"La seguridad realmente afectó al sector", admite, y agrega que el programa gubernamental "Choque de Ordem", que se centra en mantener las playas limpias y regular a los vendedores ambulantes, también ha ayudado.

Rio recibió 1.6 millones de visitantes internacionales el año pasado, según la agencia gubernamental Riotur, que espera que para 2020 lleguen 2.3 millones de personas, lo que representa un aumento de 50 por ciento.

Para promover el desarrollo hotelero, el gobierno de la ciudad de Rio sancionó en diciembre un generoso paquete de incentivos que abre algunas áreas residenciales al sector, otorga incentivos impositivos para reconvertir edificios residenciales y, en zonas como Copacabana, disminuye las restricciones de zonificación.

Rio ya tiene alrededor de 25,000 habitaciones de hotel que cumplen con los estándares del Comité Olímpico Internacional (COI). El COI exige que haya 28,000 habitaciones disponibles en la ciudad que acoge los juegos, que comienzan el 5 de agosto de 2016. Para 2015, el sector hotelero espera tener 34,000 habitaciones disponibles, según SindRio.

Pero en menos de dos años, en junio de 2014, miles de fanáticos del fútbol llegarán a Brasil para la Copa del Mundo de la FIFA, cuyos 32 partidos se jugarán en 12 ciudades, incluyendo a Rio, que será el centro de transmisión televisiva internacional.

"Mi sensación es que a Rio no le faltarán ni le sobrarán hoteles", dice Antônio Ruótolo, un analista de bienes raíces de la consultora IBOPE Inteligencia en São Paulo. "El mercado hotelero está equilibrado y va a seguir equilibrado".

Conseguir un socio local ha sido siempre un gran desafío para las marcas hoteleras extranjeros en Brasil, dice Berman de PwC, pero es un paso esencial. "Es difícil, si uno está sentado en Nueva York, Londres o Dubai, y no se tiene un socio en el terreno cuidando la inversión", dice.

Una serie de tratos recientes indican que Brasil ha evolucionado en ese tema. Berman ve potencial en el segmento medio del mercado, dada la fragmentación del sector hotelero. "Brasil está lleno de hoteles de una estrella, de servicio limitado, y de hoteles de lujo, concentrados en São Patrio y Rio", dice. "Hay muy poco en el medio".

Unos 17 nuevos proyectos hoteleros han sido aprobados por las autoridades en Rio, ocho de los cuales ya están en construcción. La francesa Accor, la cadena internacional líder en Brasil, planea abrir seis hoteles nuevos en Rio, donde ya tiene 10, de varias de sus marcas, desde la de lujo, Sofitel, hasta la de precios moderados, ibis.

La cadena local Windsor, que cuenta con iene 10 hoteles en Rio solamente, tiene la intención de abrir tres más, según SindRio. Windsor también está invirtiendo en renovaciones. El Atlántica Windsor en Copacabana reabrió en diciembre tras ser renovado. En abril, el Windsor Miramar, también en Copacabana, cerró por ser remodelado.

Brazil...

To continue reading

FREE SIGN UP