La invasión oriental: compañías asiáticas invierten miles de millones de dólares en América Latina.

Author:Epstein, Jack
Position:TT: The Asian invasion: Asian companies invest millions of dollars in Latin America
 
FREE EXCERPT

Con un gran exito en sus países, y con el sueño de levantar imperios en el extranjero, los tigres empresariales asiáticos se lanzan sobre América Latina. Las compañías de primera línea, al igual que las empresas menores y los inversionistas, otean el continente y arrojan una lluvia de divisas desde México hasta el Cono Sur.

La racha de inversiones de Corea del Sur, Japón, Taiwan, Singapur y otras potencias económicas del Extremo Oriente ha dado lugar a la creación de decenas de fábricas y ensambladoras que generan una enorme variedad de productos: televisores, electrodomésticos y automóviles.

Los acuerdos comerciales, como el Tratado de Libre Comercio (TLC), forman parte de la atracción. Pero la consolidación de la ideología de libre mercado, los salarios relativamente bajos y la creciente prosperidad de la región también son factores de peso.

"Consideramos muy buenas las perspectivas de ventas en América Latina", dice Y. Fujido, vicepresidente y gerente de ventas en Latinoamérica de Komatsu, fabricante japonés de maquinaria pesada, que el año pasado tuvo ventas de US$ 100 millones en la región. Los sectores latinoamericanos de infraestructura y minería, que crecen rápidamente, fueron en gran medida los que impulsaron esas ventas.

El volumen total del comercio entre Asia y América Latina llegó a US$66.300 millones el año pasado, según cálculos de Latin Trade.

El indiscutible campeón del comercio asiático con América Latina es Japón, con más del 40% del volumen general. Los otros socios importantes son Corea, China, Hong Kong, Taiwan, Malasia y Singapur, en ese orden.

El principal socio comercial de Asia en Latinoamérica es Brasil, que constituye casi la cuarta parte del comercio total con la región, seguido, en este orden, por Panamá, México, Chile, Argentina y Perú.

Pero la alta clasificación de Panamá no se debe en realidad a las importaciones hacia el mercado nacional panameño o a las exportaciones de productos de ese país que llegan a Asia. El volumen comercial se basa mayormente en las exportaciones hacia la Zona Franca de Colón y a las reexportaciones desde ese punto, el segundo mayor del planeta después de Hong Kong. La zona franca, situada en la entrada atlántica del Canal de Panamá, importa de Asia una gran variedad de productos, que a su vez se venden en toda América Latina. Sólo una fracción se vende en el mercado panameño.

Crecimiento comercial. El volumen comercial total del año pasado entre Asia y América Latina creció un magro 1,9%. Pero esa tasa de crecimiento es engañosa en lo que se refiere al comercio asiático total con Latinoamérica.

[TABULAR DATA OMITTED]

Países como Corea, Taiwan, Singapur y Malasia tuvieron el año pasado un crecimiento superior al 10% con sus ocho socios principales en América Latina, mientras que China tuvo un crecimiento inferior al 10% en la región, según cálculos de Latin Trade.

La tasa de crecimiento general se redujo debido a Japón, que representa el 40% del comercio entre Asia y Latinoamérica. El año pasado, Japón sufrió una declinación superior al 10% en su comercio general con la región, en lo fundamental a causa de una baja de las transacciones comerciales con importantes socios comerciales latinoamericanos como Panamá, Brasil y Chile. Incluso en el comercio con México, su tercer socio comercial en la región, hubo un cambio drástico a favor de México: las exportaciones mexicanas a Japón aumentaron mucho más que las...

To continue reading

FREE SIGN UP