El nuevo conductor: un acaudalado empresario argentino al rescate del sueño industrial de Brasil: la producción de semiconductores.

Author:Ogier, Thierry
 
FREE EXCERPT

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

El paisaje serrano de Minas Gerais está cambiando lentamente. Un edificio con bandas amarillas y blancas emerge de la somnolienta ciudad de Ribeiráo das Neves, en el área metropolitana de Belo Horizonte. Pero no es una mina. No es una planta automotriz en esta parte del sudeste de Brasil que albergó durante casi 40 años las operaciones de Fiat. Cuando esté terminado el nuevo edificio lo ocupará una gran planta de semiconductores--la primera de su tipo en Brasil--que se espera se convertirá en orgullo de los industriales del país.

"Siempre file nuestro sueño tener una planta de semiconductores en Brasil. Soñamos con esto durante casi tres décadas", dice Luciano Coutinho, presidente del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil y uno de los protagonistas de la controvertida política industrial del país. Coutinho responsabiliza de los fracasos anteriores a la inestabilidad política y la falta de interés de los inversores. Pero esto podría estar cambiando. La estabilidad económica está lejos de ser garantizada en la actual volatilidad en los mercados internacionales de capital. Pero el Bndes encontró un nuevo socio para jugar la partida.

Al principio eran seis: EBX de Eike Batista tenía la mayor participación en el nuevo emprendimiento (33 por ciento) y convenció a IBM para que tomara un 20 por ciento en la compañía llamada SIX Semicondutores, para trabajar junto al Bndes y el Banco de Desarrollo de Minas Gerais (Bdmg). Dos empresas más pequeñas, privadas, Matee y WS-Intecs, integraban la nueva compañía, que fue fundada en el 2012.

Pero el problema se presentó cuando Eike Batista, el ostentoso multimillonario, cayó en serias dificultades financieras. El sueño se convino prácticamente en una pesadilla.

La ironía es que el gran diseño brasileño resultó virtualmente rescatado por otro multimillonario. Esta vez, de la Argentina.

Primero hubo contactos diplomáticos. Luego, funcionarios del Bndes visitaron a Eduardo Eurnekian, dueño de Corporación América, en el vecino país. Corporación América es un holding activo en aeropuertos y construcción en ambos países, entre otros negocios. Pero Eurnekian también tema una buena razón para analizar el proyecto brasileño porque recientemente había inaugurado su propia planta de semiconductores, Unitec Blue, en la provincia de Buenos Aires. Allí invirtió unos US$200 millones en una unidad que encapsula chips para tecnología de comunicaciones móviles (GSM en inglés) y tarjetas de crédito. La...

To continue reading

FREE SIGN UP